Economía

Señala Banxico riesgos para economía por pandemia

El Banco de México considera que persiste un entorno de incertidumbre y alertan sobre posibilidad de nuevas medidas de distanciamiento

Agencia Reforma / Banco de México

Agencia Reforma

jueves, 26 noviembre 2020 | 14:45

Ciudad de México— La mayoría de miembros de la junta de gobierno del Banco de México (Banxico) estimó que se mantienen riesgos a la baja para la actividad económica ante la persistencia de la pandemia de coronavirus, destacando los riesgos de un rebrote, reveló la minuta de su última reunión de política monetaria.

En el documento publicado hoy, la mayoría mencionó que persiste un entorno de incertidumbre y algunos alertaron sobre la posibilidad de que se implementen nuevas medidas de distanciamiento.

Uno miembro de la junta señaló entidades del País que han transitado nuevamente hacia medidas de confinamiento más restrictivas de manera similar a lo observado en algunos países europeos, por lo que el desempeño económico depende significativamente de la trayectoria del virus.

Sostuvo que un rebrote, no solo podría atrasar aún más la recuperación económica, lo cual implica daños colaterales en el empleo, sino que además la pandemia representa un riesgo considerable para el panorama productivo en el mediano plazo, generando daños estructurales en la economía.

Otro destacó el incierto panorama económico para 2020 y 2021 y mencionó que a pesar de noticias alentadoras sobre la posibilidad de contar con una vacuna, aún no hay certeza sobre cuándo estaría disponible la vacuna o un tratamiento efectivo para el virus, ni sobre cuánto tiempo tomaría la producción y distribución de dicha vacuna, una vez que esté disponible, de modo que pueda verse un impacto económico relevante.

Algunos resaltaron como riesgos al crecimiento afectaciones a las finanzas públicas y su posible impacto en las condiciones de acceso a los mercados financieros.

Indicaron que a lo anterior deben agregarse otros riesgos externos de índole económica, política o geopolítica. Uno de ellos añadió los de naturaleza idiosincrásica que enfrenta el País. Otro destacó episodios de aversión al riesgo, tensiones comerciales y problemas de solvencia de hogares y empresas.

"No ha acabado baja de tasas"

En las minutas, Banxico subrayó que pese a su decisión de frenar su racha de 11 recortesa a la tasa de interés el pasodo 12 de noviembre, esta pausa no debe de interpretarse como el fin del ciclo.

"Debido a que las expectativas de inflación de la economía mexicana en octubre se colocaron en 3.95 por ciento, lejos de la meta de 3 por ciento, la Junta de Gobierno de Banxico decidió al principio de este mes detener su ciclo de recorte de tasas", señaló.

Sin embargo, dos sub gobernadores aseguraron que la economía necesita aún una tasa más baja para ayudar al proceso de recuperación, mientras que el resto de la Junta argumentó que hace falta más tiempo para evaluar la trayectoria de la inflación.

Uno de los sub gobernadores a favor de continuar el recorte de tasas, aseguró que la flexibilización monetaria aún es insuficiente. Argumentó que la mayoría de las economías habían llegado a tasas reales cercanas a cero, mientras que México se mantenía en el rango positivo.

Asimismo, opinó que la política monetaria todavía tiene espacio para contribuir a mejorar las condiciones de financiamiento sin poner en riesgo otros aspectos de la economía, por lo que el relajamiento monetario debe de continuar cuando las presiones inflacionarias comiencen a ceder.

Otro miembro, destacó que ante la dificultad de instrumentar mayores estímulos fiscales, se necesita una política monetaria más expansiva y que se señalice que permanecerá así por un largo tiempo.

Por parte de los sub gobernadores que prefirieron dar la señal de que la tasa de referencia se mantendrá inalterada argumentaron que es necesario cuidar los flujos de capital que salen de México, para evitar incrementar las vulnerabilidades del País.

Además, dijeron que se espera que la inflación para 2021 y en el largo plazo se ubique por encima de la meta, por lo que dejar abierta la puerta a más recortes incrementaría los cuestionamientos sobre la credibilidad del compromiso del Banco Central con la meta.