PUBLICIDAD

Economía

Se abrocha México cinturón en compra de granos

La caída en las importaciones de granos surge pese a la necesidad que hay de ellos para la producción de cárnicos y otros alimentos

Moisés Ramírez
Agencia Reforma

lunes, 23 mayo 2022 | 06:40

Agencia Reforma

PUBLICIDAD

Monterrey.- México tuvo que abrocharse el cinturón en la compra de granos y oleaginosas fuera del país, debido a la escalada de sus precios internacionales.

De enero a abril pasados, el volumen importado de estos productos cayó 7 por ciento anual, revelan cifras de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

PUBLICIDAD

Juan Carlos Anaya, director de GCMA, explicó que la mayoría de los productores pecuarios hacen compras de granos con coberturas a corto plazo, lo que implica que en el primer tercio del 2022 tuvieron que reponer sus pedidos, pero con menores volúmenes.

"Por el precio, los importadores están comprando menos volumen. Les está pegando el aumento de los precios, se están abrochando el cinturón", sostuvo Anaya.

"El mercado mundial está volátil por muchas noticias, como el cierre de las exportaciones de trigo que hizo India, el segundo mayor productor de este cereal y lo cual hizo que subieran el maíz y la soya, pues el 30 por ciento del trigo en el mundo es utilizado para forraje, pero también por la menor cosecha de maíz que proyectó Estados Unidos, que es el mayor productor de maíz en el mundo".

La caída en las importaciones mexicanas de granos surge pese a la necesidad que hay de ellos para la producción de cárnicos y otros alimentos.

En el caso del maíz, el principal grano importado, el 72 por ciento del volumen que ingresa es adquirido por el sector pecuario, el 22 por ciento por la industria almidonera y de fructosa, y el 6 por ciento restante por las productoras de harina, detalló GCMA.

En septiembre del 2020, el precio internacional del maíz inició una espiral alcista por la mayor demanda de China, factor al que en el 2021 se le sumó la sequía en Sudamérica, pues Brasil es el tercer mayor productor del mundo y Argentina es el quinto, y ahora en el 2022 se agregó la invasión de Rusia a Ucrania.

Ucrania es el octavo mayor productor de maíz en el mundo y la expectativa es que este año sus cosechas bajen 53 por ciento, de acuerdo con estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Otra de las importaciones de granos que registró una caída fue la de soya, de 17 por ciento anual, derivada de un crecimiento de 19 por ciento anual en el precio por tonelada.

Y aunque el volumen de compra de granos y oleaginosas en los primeros cuatro meses del 2022 cayó 7 por ciento, el importe pagado por ellos aumentó 13 por ciento anual, precisamente por la magnitud de las alzas en sus precios.

El precio pagado por todos esos insumos escaló a un valor promedio de 446 dólares por tonelada, el segundo monto más alto para un igual periodo desde el 2013, que fue cuando los precios internacionales se dispararon a causa de la severa sequía en Estados Unidos.

Por tipo de grano, aunque las compras de maíz bajaron 3.4 por ciento, el valor de la factura aumentó 13 por ciento anual.

El maíz representó el 31 por ciento del valor total de las importaciones de granos y oleaginosas, y el precio pagado por tonelada de este cereal también resultó el segundo más alto en la última década al promediar un valor de 301 dólares.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search