Sargazo, un negocio en crecimiento

Ante arribo constante de la macroalga, empresas marítimas trabajan con municipios de Quintana Roo que no se dan abasto para recolectar

Reforma
jueves, 27 junio 2019 | 08:01
Reforma |

Ciudad de México— El sargazo que ataca algunas playas mexicanas de Quintana Roo en ciertas temporadas del año ha generado un negocio en crecimiento.
Por ello, empresas de infraestructura, mantenimiento y construcción marítima desarrollaron tecnologías para dedicarse a la recolección de sargazo en altamar y a la limpieza de playas en Quintana Roo.
Las compañías han diversificado sus servicios para atender tanto a municipios como a hoteleros, que no se dan abasto con sus propias brigadas ante el arribo permanente del alga.
"En Puerto Morelos tenemos un contrato con el Municipio, desde mayo hasta diciembre, (de una barrera) de un kilómetro 800, barcaza recolectora y bandas anfibias; trabajamos con la iniciativa privada, tenemos más de 10 hoteles en la zona", dijo Dagoberto Ruiz, director de Grupo Dakatso.
Desde 2015, la empresa cuenta con un programa de gestión integral del sargazo para el cual fabrica y diseña, completamente en México, barcazas y barreras especiales para la contención y recolección.
A esta compañía le toma dos meses y medio fabricar una barcaza de acuerdo con los criterios de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) del Estado, afirmó Ruiz.
"Hay empresas mexicanas con sistemas para atacar el sargazo, no es necesario ir a otros países, todo se construye aquí", sostuvo.
Sus servicios tienen un costo de un millón 850 mil pesos por kilómetro y, entre recolección en altamar y limpieza de playas, acumula 150 toneladas de sargazo por jornada de 10 horas, el cual es transportado por el municipio hasta los depósitos dispuestos por el mismo.



Por el lado internacional, la compañía danesa Maersk Supply Service, involucrada en la limpieza de parches de plástico en el mar, propuso tres pasos para la prevención del sargazo: organizar el servicio de buques sargaceros, instalación de una barrera para la recolección y transporte para su eliminación provisional y definitiva.
"Probablemente tendríamos que recolectar entre 200 mil y 500 mil toneladas cada año de cada estación de sargazo, tenemos que salir al mar a recolectarlo y creemos que se puede hacer de forma inteligente", dijo Raymundo Piñones, managing director de la filial en México, durante un foro en el mes de abril.
La solución, según el directivo, debe ser adaptable a la cantidad de la macroalga que arribe y se necesita apoyarse de la tecnología, ya sea con drones para el monitoreo, mediciones de temperatura o de corrientes de vientos para lograr la recolección.
Se desconoce si Maersk ya participa en labores de recolección.