Economía

Retan a empresas nuevos modelos laborales

Riesgos relacionados con el talento son la principal amenaza para la prosperidad

Internet / El capital humano se verá potencializado por la automatización

Fernanda Tapia
Agencia Reforma

viernes, 04 septiembre 2020 | 06:00

Guadalajara— Adaptarse a los nuevos modelos laborales que trajo consigo la pandemia es uno de los mayores retos que las empresas enfrentarán para los próximos meses.

De acuerdo con el estudio “KPMG 2020 Global CEO Outlook Edición especial Covid-19”, los riesgos relacionados con el talento son la principal amenaza que los directores generales perciben para la prosperidad de su empresa en el largo plazo, cuando antes de la pandemia estaban en el onceavo lugar.

Y es que el 61 por ciento de los CEOs a nivel global, y el 69 por ciento en México, coincidieron en que la contingencia sanitaria acelerará la creación de un nuevo modelo de fuerza laboral, cuya principal característica es que el capital humano se verá potencializado por la automatización.

“Aun cuando los desafíos geopolíticos, económicos y regulatorios siguen existiendo, los CEOs reconocen que perder talento clave o lograr motivar a personas especializadas impacta profundamente los resultados y el desempeño de las empresas a largo plazo (...) y reconocen que, a menos que gestionen adecuadamente al talento, podría quedar comprometido el futuro de la empresa”, indicó Víctor Esquivel, socio director general de KPMG en México y Centroamérica.

De acuerdo con el estudio, 4 de cada 5 directores generales afirma que continuará aprovechando el uso actual de herramientas de comunicación y colaboración digital, incluso más allá de cuando se declare controlada la situación actual, lo cual, indicó, traerá cambios permanentes en la forma en que las organizaciones trabajan.

Esto se refleja en que el 82 por ciento de los directores generales en el país afirmó que reducirá el espacio de sus oficinas para adaptarse a modelos híbridos entre el trabajo presencial y a distancia, y 44 por ciento afirmó que esta nueva modalidad ampliará la oferta de talento disponible al permitirles hacer contrataciones en otras ciudades o incluso, países.

“La reducción de los espacios físicos es algo que no necesariamente se da a corto plazo. Mercados como el mexicano, el americano y otros donde se ha hecho esta encuesta, generalmente son donde los espacios de oficina están atados a períodos de arrendamiento de 5, 10 o más años, entonces la capacidad de reacción no es tan inmediata, pero sin duda sí viene un replanteamiento donde el esquema virtual y físico será más un híbrido”, explicó.

Ante esto, las organizaciones tendrán que identificar las actividades que funcionan en uno y otro esquema, invertir en herramientas de trabajo remoto, en espacios de colaboración digital, y replantear las estrategias de manejo de los equipos.

“Trabajar en la cohesión de los equipos a través de la eliminación de trabajo en sitio es uno de los grandes retos que tenemos, porque evidentemente es muy distinto para un colaborador que lleva 25 años en una organización enfrentar el trabajo remoto, que para alguien que tiene 6 meses y está en un período donde la curva de aprendizaje es lo más importante”, indicó.

Esto, a la par que adaptan los equipos una transformación digital de enormes dimensiones en todas las otras áreas de la empresa, la cual, indicó el 63 por ciento de los CEOs, será esencial para crear nuevos flujos de ingresos e incrementar la resiliencia operativa, la agilidad y la centralidad del cliente.