Economía

Respalda BBVA al medio ambiente

Busca evitar la producción de plástico nuevo al mercado

Manuel Quezada
El Diario de Chihuahua

lunes, 03 enero 2022 | 14:53

BBVA cerró el año con una emisión de 6.0 millones de tarjetas de crédito y débito recicladas, dentro de un proceso progresivo que arrancó en el 2020, con lo cual busca evitar la producción de plástico nuevo al mercado.

Esta medida, se aplica en la mayoría de los países donde el banco tiene operación y pretende impulsar la economía circular, basada en las cuatro erres: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar, para evitar la producción de 36,2 toneladas de plástico nuevo al mercado.

Detalló que en línea con su compromiso de consumo responsable de materiales reciclados y el reciclaje de los mismos, BBVA reducirá, solo en el proceso de fabricación, las emisiones de CO2 en 80,5 toneladas al año.

Aseguró que en 2023 el banco ya no emitirá otro tipo de tarjetas, en línea con su compromiso de consumo responsable de materiales reciclados y el reciclaje de los mismos. En 2021, la entidad financiera entregará hasta 7,3 millones de estas tarjetas a sus clientes en un proceso progresivo por segmentos y por países.

BBVA fue la primera entidad bancaria de Europa en lanzar una tarjeta de plástico reciclado en PVC (policloruro de vinilo), que procede de desechos de diferentes industrias como embalaje, impresión, automoción o ventanas.

Su compromiso es seguir mejorando este producto hasta hacerlo 100% reciclado. El banco tiene actualmente 90 millones de tarjetas en circulación y su aspiración es que en 2023 todas las que emita en los países donde tiene presencia sean recicladas.

España, Portugal, México, Argentina, Colombia, Perú y Uruguay ya cuentan, en diferente grado de implantación y según segmentos, con tarjetas recicladas.

México es, con 6 millones de unidades, el país que emite más tarjetas recicladas en todo el Grupo BBVA. Le siguen Argentina, con 2,2 millones, y España con 1,7 millones. Conforme vaya renovándose el parque de las tarjetas, las antiguas se irán sustituyendo por las nuevas, que serán siempre recicladas.

Explicó que dentro del proceso de reciclado de las tarjetas de crédito o de débito, las micas con chip, consideradas en cierto sentido como pequeños dispositivos TIC, se convierten en materia prima para la fabricación de nuevas tarjetas si se llevan a la planta de tratamiento para reciclarlas. Hay más de 22.000 millones circulando en el mundo, contando solo las de crédito y débito. Su incorrecta gestión como residuo provoca contaminación por residuos plásticos.

close
search