Puede CFE en Texas comprar sus ductos

Prohíbe México que la Comisión opere gasoductos. Permiten a empresa adquirir 49% de infraestructura que tiene en EU

Reforma
jueves, 11 abril 2019 | 10:34
Tomada de Internet

Ciudad de México— La Comisión Federal de Electricidad (CFE) podrá ser dueña de sus gasoductos de interconexión, pero no en México, sino en Estados Unidos.
Cuando concluya el contrato de 25 años, CFE puede comprar 49 por ciento de la infraestructura de cuatro gasoductos que atraviesan Texas, Estados Unidos, según se desprende de los contratos de interconexión que tiene la empresa en esa nación.
En México, la regulación prohíbe que CFE y a Petróleos Mexicanos (Pemex) sean dueños de gasoductos, para evitar prácticas monopólicas al operar como transportistas y comercializador.
En tanto, en Estados Unidos la ley reguladora de ductos que atraviesan varios estados es de régimen federal, por lo que aplicaría el mismo principio para CFE.
Sin embargo, cuatro ductos que la Comisión que dirige Manuel Barlett tiene en Estados Unidos sólo atraviesan el Estado de Texas, por lo que operan bajo la regulación estatal y no la federal.
La ley de Texas en materia de gasoductos permite que CFE sea propietaria de la infraestructura, según expertos en temas de regulación.
Además, explicaron, los gasoductos sólo se emplean para interconexión y dar salida del producto del territorio estadounidense.
En caso de que la CFE solicitara ser dueña de los ductos se convertiría en operador de infraestructura, para lo cual necesitaría una unidad y personal para dirigirlos, consideraron.
Los cuatro gasoductos que tiene CFE en territorio estadounidense son el Valley Crossing, que corre del Condado de Las Nueces a Brownsville; Comanche Trails, que lleva de Waha a Ojinaga; Tras-Pecos, de Waha a San Isidro, y Midstream, de Webb County a Colombia, Nuevo León, e interconecta nuevamente para llegar a Escobedo.
En México se replicó la regulación federal de Estados Unidos, que prohíbe que el comercializador sea dueño de gasoductos, por lo que se obligó a Pemex a entregar la operación de sus ductos al Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas).
Bartlett ha criticado que los contratos (que calificó como leoninos) con las empresas de transporte de gas natural le impiden a CFE ser dueña de la infraestructura contratada.
La CFE sólo puede reservar capacidad en los ductos que construyen IEnova, TransCanada, Fermaca y Carso, entre otras.