Economía

Protegen a Famsa en Estados Unidos

Una jueza federal de NY prohibió a los acreedores de Grupo Famsa iniciar acciones judiciales contra la empresa en territorio estadounidense

Reforma

Víctor Fuentes / Reforma

martes, 11 agosto 2020 | 13:01

Ciudad de México— Una jueza federal de Nueva York prohibió a los acreedores de Grupo Famsa iniciar acciones judiciales contra la empresa en territorio de Estados Unidos.

Shelley Chapman, jueza de la Corte de Bancarrotas para el Sur de Nueva York, firmó este lunes una orden de suspensión, solicitada por Famsa el jueves pasado, en paralelo al inicio de su proceso de concurso mercantil en Monterrey.

La cadena de tiendas enfrenta pasivos totales de 19 mil 700 millones de pesos, por lo que inició el concurso para buscar la reestructura de sus deudas, al tiempo que pidió homologar el procedimiento mexicano en Nueva York, bajo el capítulo 15 de la Ley de Bancarrotas de ese país.

"La suspensión aplicará a partir de hoy, para proteger contra el inicio o continuación de cualquier acción judicial, administrativa o de otro tipo contra Grupo Famsa y sus bienes en Estados Unidos, que pudiera ser iniciada por Bank of New York Mellon o cualquier otro acreedor", ordenó la jueza Chapman.

Bank of New York Mellon es el fiduciario de dos emisiones de deuda de Famsa que tienen saldos pendientes por 140 millones de dólares.

Famsa tiene 22 tiendas y otros activos en Estados Unidos, que serían vulnerables a demandas de los acreedores, pues la empresa ha incumplido el pago de intereses de dichas emisiones.

En México, los juzgados de Distrito en Materia Civil y del Trabajo del Cuarto Circuito, con sede en Monterrey, aún no han notificado la admisión a trámite del concurso de Famsa.

Para dicha admisión, es necesario que la empresa acredite que su situación de insolvencia cumple los requisitos de la Ley de Concursos Mercantiles, por lo que el análisis de la demanda en el juzgado puede tomar algunos días.

Según Famsa, sus obligaciones vencidas suman 17 mil 844 millones de pesos, muy por encima del 35 por ciento sobre deudas totales que requiere la ley.

Ese monto incluye alrededor de 3 mil 500 millones de pesos en pasivos con partes relacionadas del propio grupo, incluido Banco Famsa, que el Gobierno liquidó en julio pasado.