Economía

Proponen gravar riqueza

Personas con un patrimonio superior a 10 mil 746 mdp pagarían el 3.5%

Internet

Jorge Cano
Agencia Reforma

miércoles, 26 mayo 2021 | 06:00

Ciudad de México— Para garantizar la suficiencia del gasto público en salud y educación, organizaciones de la sociedad civil (OSC) plantearon una reforma fiscal sobre las personas de altos ingresos, donde destaca la creación de impuestos sobre la riqueza y herencias.

En el marco de la reforma tributaria que se discute en el Senado, Oxfam, Fundar y el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) propusieron una serie de reformas para gravar el patrimonio, altos ingresos y reducir la discrecionalidad, en un trabajo en conjunto titulado “La vacuna contra la desigualdad”.

En primer lugar, destaca la propuesta de crear un impuesto a la riqueza de 3.5 por ciento para las personas con un patrimonio superior a 10 mil 746 millones de pesos, con lo que se podría alcanzar una recaudación de 99 mil millones de pesos.

Para esto se tendrían que aplicar mecanismos de valuación de activos donde se descuenten las deudas de las personas, para evitar la posible falta de liquidez para el pago de impuestos, afirmó Iván Benumea, coordinador del Programa de Justicia Fiscal en Fundar.

Asimismo, se propone implementar un impuesto sobre las herencias. Con este gravamen se podría lograr una recaudación potencial de entre 5 mil millones y 30 mil millones de pesos al año, según la experiencia de economías latinoamericanas.

Por el lado del predial, el estudio refiere que en México la recaudación es del 0.33 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Si todas las entidades adoptaran tasas progresivas como las de Ciudad de México e igualaran valores catastrales a los del mercado, se podrían recaudar hasta 378 mil millones de pesos al año, es decir 1.5 por ciento del PIB.

De igual forma, se recomienda volver a generalizar la tenencia al nivel de Ciudad de México, con lo que los recursos recaudados podrían pasar de 18 mil millones a 80 mil millones de pesos.

En el caso del diseño fiscal, se propone igualar los tratamientos fiscales de las ganancias de capital, es decir, quienes perciben ingresos al enajenar activos como acciones o inmuebles, al tratamiento de las personas asalariadas.

Por ejemplo, en materia de enajenación de acciones en la Bolsa de Valores, se plantea sustituir la tasa de 10 por ciento hasta una de 35 por ciento, como en el caso de las personas asalariadas.

Sobre las ganancias por enajenación de casas, se propone reducir la exención vigente de 4.6 millones de pesos por una de 1.3 millones de pesos para no afectar a las personas de bajos ingresos.

Alejandra Hass, directora de Oxfam México, explicó que lo más importante para aplicar estos impuestos será comunicar a la población que los mayores gravámenes van dirigidos a las personas que más tienen, para asegurar derechos a la salud, educación y seguridad social.

“Será desafiante, porque las personas a las que se va a gravar van a tener resistencia. Nadie renuncia a sus privilegios de manera voluntaria. Van a dar la batalla y habrá que ganar la batalla con argumentos técnicos”, dijo.