Economía

Prevé BBVA recesión peor que en 2009

Anticipa desplome en las remesas superior al 30% por el fuerte desempleo en EU

Internet

Agencia Reforma

jueves, 26 marzo 2020 | 06:00

Ciudad de México— La afectación por la pandemia del Covid-19 podría llevar a la economía a una recesión mayor a la acontecida en 2008-2009, aseguró BBVA México, en videoconferencia.

“Creemos que podemos ver una de las recesiones más grande desde 1930, más grande que 2008 o 2009. Lo mejor es actuar pronto”, afirmó Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA.

Recordó que se espera que el Producto Interno Bruto (PIB) de México caiga 4.5 por ciento en 2020, pero que esta previsión puede ser aún peor si se siguen postergando las medidas para contener el contagio y si no se toman acciones de reactivación económica necesarias.

Se espera que en los próximos meses se desplomen las exportaciones mexicanas por la contracción de la economía de Estados Unidos, además las medidas de contención tomadas por el Gobierno mexicano.

Se anticipa también un desplome en las remesas superior a 30 por ciento por el fuerte desempleo en Estados Unidos.

En un escenario de distanciamiento social, los sectores más afectados inicialmente serán comercios, restaurantes, turismo, donde trabaja el 32 por ciento de la población económicamente activa, afirmó Serrano.

A pesar del choque de la oferta a nivel mundial y en México, se espera que la inflación no sea superior a 3 por ciento por los menores precios del petróleo y las menores importaciones, explicó.

Por esta circunstancia, el economista aseveró que el Banco de México (Banxico) debería de iniciar un ciclo de bajas mayor para llevar su tasa de referencia por debajo de 5 por ciento.

Afirmó que bajar las tasas de interés no afectará más la depreciación del peso, por el alto grado de volatilidad de los mercados.

“(Las) tasas de interés de Banxico y la depreciación del peso no están vinculadas. El peso se va a seguir depreciando no importa lo que pase con la política monetaria, debido a la aversión al riesgo”, explicó.

Además, es necesario que Banxico baje las tasas para permitir que la banca pueda ofrecer más créditos a las empresas para dar liquidez, reestructurar su deuda y evitar despidos.

De igual forma, si el Banxico baja sus tasas, le va a permitir al Gobierno tomar acciones más agresivas en cuanto a contratación de deuda para reactivar la economía, lo cual es necesario, aseguró Serrano.

“Los objetivos fiscales deben de pasar a segundo plano. Los objetivos de superávit primario se deben de olvidar en primer lugar porque no se van a cumplir. Cuando está en juego la salud y la supervivencia de las personas, el déficit no importa”, afirmó.

Afirmó que si el Gobierno anuncia a los mercados que va a tener una expansión fiscal significativa, y a su vez se anuncia una reforma fiscal y la creación de un consejo fiscal independiente, se puede evitar una pérdida de confianza por un incremento de la deuda pública.

Para esto, además, se debe anunciar que se suspenden aquellos proyectos de infraestructura no prioritarios, como la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el aeropuerto de Santa Lucía.

Finalmente, estimó que las pérdidas de Pemex podrían ser peores a los 18 mil millones de dólares que tuvo en 2019, cuando había precios del petróleo en 50 dólares por barril.

Añadió que es probable que la empresa pierda su grado de inversión, pero que esto ya está descontado por los mercados.

En materia de salud, Serrano opinó que es mejor tener una acción agresiva de confinamiento para frenar al virus.

“La mejor estrategia es la de supresión, es decir, detener la enfermedad lo antes posible. Para esto se necesita aislamiento de la sociedad, que la gente se quede en su casa y no salga”, determinó.