Economía

Presupuesto, una oportunidad perdida: Financial Times

En el Paquete Económico 2020 que presentó el gobierno hay ausencia de grandes inversiones en infraestructura

Reforma

domingo, 22 septiembre 2019 | 21:42

En el Paquete Económico 2020 que presentó el gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador hay ausencia de grandes inversiones en infraestructura, así como de estrategias para alianzas de Pemex con privados para el trabajo de exploración petrolera para revertir la disminución de la producción, por lo que representa una oportunidad perdida, destacó el Financial Times. 

En un editorial titulado "El presupuesto de México, una oportunidad perdida", el diario británico agregó que el presupuesto para el próximo año tiene proyecciones optimistas, mantiene inyecciones importantes al presupuesto de Pemex y que si no genera certidumbre a empresarios e inversionistas, los mercados pueden obligar a AMLO a una "quinta transformación".

El presidente tuvo un comienzo difícil después de su toma de posesión en diciembre pasado. Su abrupta cancelación de un nuevo aeropuerto de 13 mil millones de dólares, parcialmente construido y muy necesario para la Ciudad de México conmocionó a muchos. Su insistencia en gastar 8 mil millones en la construcción de una nueva refinería de petróleo en un pantano en su estado natal de Tabasco fue un triunfo de la política sobre la economía. No sorprende que el crecimiento se haya estancado y que las empresas hayan suspendido las inversiones.

"Los líderes empresariales mexicanos quieren que el presidente adopte un ambicioso plan de infraestructura para impulsar el crecimiento. López Obrador debería hacerlo, descartar su dogma de los 70 que favorece la inversión estatal en petróleo y reabrir a Pemex a alianzas con privadas. Y debería revertir la mal considerada cancelación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México", detalló.

El diario resaltó que el presupuesto para 2020 presentado este mes fue muy inferior a la grandiosa retórica, prometiendo sumas relativamente modestas para proyectos sociales prioritarios, fondos limitados para la compañía petrolera estatal en crisis Pemex y algo de dinero para seguridad. Aparentemente mantiene la estricta disciplina fiscal que distingue a López Obrador de otros populistas latinoamericanos de libre gasto.

El Financial Times incluso refiere que las calificadoras consideran reducir la nota de la deuda de Pemex, que asciende a 104 mil millones de dólares, a una categoría basura, además de bajar la calificación de México.

Destacó que este proyecto económico considera un PIB de 2 por ciento, el cual califica de optimista, con ingresos fiscales y producción de petróleo mayores y con una estricta disciplina fiscal, la cual distingue a la administración de López Obrador de otros movimientos populistas latinoamericanos de libre gasto.

Sin embargo, hace mención el diario, un examen más detallado muestra suposiciones teñidas de rosa sobre el aumento de los ingresos fiscales y la producción de petróleo. El gobierno recurrirá al fondo de estabilización del presupuesto en días lluviosos para pagar algunos gastos. Un objetivo de crecimiento del PIB del 2 por ciento el próximo año parece optimista.

La economía de México ha decepcionado por más de 30 años. A pesar de abrirse al comercio internacional, ganar miles de millones de dólares de inversión extranjera para construir una industria manufacturera orientada a la exportación y adoptar presupuestos generalmente prudentes, la segunda economía más grande de América Latina ha crecido en poco más del 2 por ciento anual desde la década de 1980. Persisten altos niveles de pobreza y desigualdad de ingresos, la productividad es baja y la corrupción es endémica.

El acuerdo sobre este diagnóstico sombrío es casi universal. Mucho menos claro es si Andrés Manuel López Obrador, el líder populista de izquierda del País, tiene las respuestas correctas, concluyó el Financial Times.