Economía

Presentan una contrapropuesta opositores a Arco

Amplía distancias que deben existir entre un expendio y otro, así como respecto a viviendas y puntos de concentración de personas

Omar Morales/El Diario de Juárez / Estación suspendida

Araly Castañon
El Diario de Juárez

lunes, 10 febrero 2020 | 13:18

Ciudad Juárez— El bloque opositor al grupo Arco presentó al Ayuntamiento una reforma al Reglamento para la Ubicación y Operación de las Estaciones de Servicio que amplía las distancias que deben existir entre una gasolinera y otra, así como respecto a viviendas y puntos de concentración masiva de personas.

La iniciativa se puso a su conocimiento del Municipio el 14 de enero del 2019 por José Ignacio Castillo Avalos y otros ciudadanos.

Expone que a pesar de la Reforma Energética que se aprobó en el 2013, el Municipio “sí tiene facultades para regular el establecimiento de estaciones de servicio dentro de su territorio en las materias de protección civil, zonificación y uso de suelo”.

Sin embargo, debido a que la Dirección General de Protección Civil no cuenta con la infraestructura y el equipamiento necesario para controlar una contingencia por incendio de una estación de servicio, se justifica la necesidad de mantener una regulación sobre la distancia mínima que debe de existir entre las estaciones de servicio en Juárez.

La propuesta plantea que las gasolineras deben ubicarse a una distancia mínima de mil 400 metros a la redonda de otro lugar de almacenamiento de hidrocarburos y/o gas licuado de petróleo.

Además se formula que las gasolineras deben instalarse a una distancia mínima de 200 metros a la redonda de centros de concentración masiva, tales como escuelas, hospitales, mercados, cines, teatros, estadios, auditorios e iglesias.

Así como a 30 metros radiales de cualquier inmueble habitacional.

En tanto que el actual reglamento, aprobado en el 2003, establece una distancia mínima de mil 200 hasta mil 700 metros entre las estaciones de servicio.

Indica además una distancia de 30 metros a la redonda de establecimientos industriales, de servicios, escuelas y hospitales, y 15 metros de viviendas y equipamiento urbano.

Debido a que el Ayuntamiento no emitió ninguna respuesta a esta modificación al reglamento, el ciudadano José Ignacio Castillo Ávalos interpuso el jueves pasado un amparo contra la derogación de este estatuto, el cual se iba votar ese día en la sesión de Cabildo.

A su vez el secretario del Ayuntamiento, Maclovio Murillo Chávez, declaró que la propuesta de los ciudadanos obedece a intereses particulares, “no al interés de la sociedad”.

Expuso que las distancias que plantean están bajo parámetros que a ellos les conviene.

Agregó que esa propuesta está en comisiones, y “tal vez ahora (los regidores) se presionen un poquito y decidan resolverla”.

Dijo que el alcalde Armando Cabada presentó la iniciativa para derogar el Reglamento a fin de abrir la libre competencia de gasolineras, y debido a que la aprobación de la operación de estaciones de servicio compete al Gobierno federal, desde la Reforma Energética.

Anotó que la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector de Hidrocarburos (ASEA) es la que regula la instalación de los expendios. 

Además esta agencia establece que ya no es necesario que haya distancias entre las gasolineras, debido a los avances en la tecnología en las mismas estaciones que protegen el medio ambiente, y para eliminar los monopolios.

“Ya es tiempo de que haya competencia, eso es positivo para la ciudad, si ustedes van por ejemplo a El Paso, Texas, van a ver que en cada esquina hay una estación de servicio y no pasa nada, aquí es exactamente lo mismo, nada más que hay partes interesadas que dicen que no”, señaló el secretario del Ayuntamiento.

acastanon@redaccion.diario.com.mx