Economía

Predomina Pisa en licitaciones de medicamentos

Laboratorios Pisa, antes señalado por AMLO de prácticas monopólicas, ganó el 18% del total de partidas de medicamentos licitadas para 2020

Reforma

miércoles, 25 diciembre 2019 | 15:46

Ciudad de México.- Laboratorios Pisa, cuya filial Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico (DIMESA), señalada anteriormente por el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, de fomentar prácticas monopólicas en la compra de medicamentos, este año ganó 18 por ciento del total de partidas de medicamentos que se licitaron para el 2020.

Esto la convierte en una de las farmacéuticas que más licitaciones obtuvo.

De acuerdo con el fallo de la licitación pública internacional número LA-006000993-E4-2019 para la 'Contratación consolidada de medicamentos y bienes terapéuticos para el ejercicio fiscal 2020', dado a conocer la tarde de este 24 de diciembre, Pisa mostró solvencia en 113 partidas de las 632 que se sometieron a concurso. 

 No obstante, destacó que 224 de las partidas quedaron desiertas, debido a que las firmas farmacéuticas no presentaron propuestas para algunas de ellas o no lograron cumplir con los requisitos.

  Uno de estos fue el presentar descuento con base en el precio de salida o no haber adjuntado propuesta económica, por lo que no fueron susceptibles de ser evaluadas por la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

  Además de Pisa, laboratorios como Bioresearch, Laboratorios Raam y Lansteiner Scientific fueron los que acumularon más partidas adjudicadas.

  Un total de 129 empresas farmacéuticas participaron en el proceso.

  En la licitación se pusieron en juego 650 claves de medicamentos que representaban un monto de 19 mil millones de pesos.

 De acuerdo con las bases del concurso, las empresas que resultaron adjudicadas deberán entregar este jueves 26 de diciembre la documentación necesaria para lograr concretar su contrato.

  Asimismo, señalan que las primeras entregas de los medicamentos deberán hacerse a partir de enero o bien para marzo del 2020, lapso que fue señalado por la industria farmacéutica como demasiado breve, lo que dificultaba el cumplimiento del mismo.