Economía

Por tabla no actualizada pagaron trabajadores más ISR

Al no estar al día, el ISR a retener se dispara en perjuicio de los trabajadores provocando los descuentos

Iván Pérez

lunes, 10 febrero 2020 | 10:11

En últimos días nos hemos percatado de diversas manifestaciones de trabajadores en contra de sus patrones, ante un supuesto descuento mayor al permitido. Pero en realidad ¿Qué fue lo que sucedió? ¿Quién es el culpable? ¿El Patrón? 

Si bien la Ley Federal del Trabo establece que ningún trabajador podrá recibir un descuento en cantidad arriba del 30% del excedente del salario mínimo, esta misma tónica no aplica en materia tributaria. Me explico, los patrones quienes tienen a su cargo el pago de un sueldo, también tiene aparejado la obligación de retener el Impuesto Sobre la Renta sobre el ingreso pagado al trabajador. En la reforma fiscal 2020, la Ley del ISR en su artículo décimo transitorio permite el cálculo del subsidio al empleo cuando el pago del salario se realice en periodos menores a un mes y establece que la suma de todos los pagos de subsidio que se realizaron en el mes no podrá exceder del monto que corresponde a la tabla mensual.

Por lo que en los casos en los que los patrones realicen pagos por salarios, que comprendan periodos menores a un mes, para calcular el subsidio para el empleo correspondiente a cada pago, dividirán las cantidades correspondientes a cada una de las columnas de la tabla contenida en esta fracción, entre 30.4. El resultado así obtenido se multiplicará por el número de días al que corresponda el periodo de pago para determinar el monto del subsidio para el empleo que le corresponde al trabajador por dichos pagos.

Cuando los pagos por salarios sean por periodos menores a un mes, la cantidad del subsidio para el empleo que corresponda al trabajador por todos los pagos que se hagan en el mes, no podrá exceder de la que corresponda conforme a la tabla prevista. 

Así pues, el subsidio para el empleo es un mecanismo para aminorar la carga tributaria a retener a los trabajadores, sin embargo, el mismo está limitado a una tabla que al rebasarse, el ISR a cargo del trabajador se eleva. De ahí pues que al establecer la nueva obligación del patrón de poder determinar el ISR y el subsidio para el empleo de manera mensual, provoca que los deciles de ingresos en la 4a semana del mes, se acumulen y al no haberse actualizado el SAT dichas tablas con el nuevo salario mínimo en la frontera, el ISR a retener se dispara en perjuicio de los trabajadores provocando los descuentos de los que hoy se duelen; máxime cuando tenga el trabajador variantes en el ingreso tales como horas extras, días de descanso, comisiones, etc.

En consecuencia en esta problemática no hay culpables, por el contrario, la falta de adecuación de la tabla del subsidio para el empleo para ingresos percibidos en la frontera, se hace urgente, ya que no hay que olvidar que si el ISR retenido no es correctamente determinado por el patrón, será este último quien deba pagar con su patrimonio esta diferencia.