Economía

Perjudicará a aerolíneas mexicanas degradación aérea

México pasó de la Categoría 1 a la 2 por no cumplir con los estándares de seguridad de la Organización de Aviación Civil Internacional

Azucena Vásquez / Agencia Reforma

martes, 25 mayo 2021 | 14:40

Agencia Reforma

Ciudad de México— Las aerolíneas mexicanas serán afectadas con la degradación de México de Categoría 1 a 2 en seguridad aérea por parte de autoridades de Estados Unidos, ya que no podrán expandir operaciones en ese país en plena recuperación.

Este martes, la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) rebajó la calificación de México a la Categoría 2 desde la Categoría 1 por no cumplir con los estándares de seguridad de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Lo anterior ocurrió tras una auditoría que realizó a la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), la autoridad aeronáutica del país en la que habría detectado, entre otras cosas, falta de inspectores calificados para supervisiones.

En pleno periodo de recuperación del mercado internacional más importante para México, las líneas aéreas no podrán incrementar rutas o frecuencias, registrar aeronaves adicionales y tendrán afectaciones en los códigos compartidos con aerolíneas norteamericanas, mencionó en un comunicado la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero).

"Todo lo anterior, tiene un efecto grave en la conectividad con destinos domésticos en regiones donde la industria aérea es un elemento importante para el desarrollo económico y social", aseveró.

El impacto es muy grave y muy negativo, ya que la pandemia de Covid-19 continúa y es la que ha originado la crisis más grave de la industria aérea en toda su historia, comentó Alejandro Cobián, socio de Flores, Olivares, Cobián & Abogados y Consultores.

"No estamos teniendo una degradación de categoría como hace poco más 10 años, cuando no había una crisis, por lo menos tan puntual y tan profunda como la que hoy seguimos viviendo a nivel global y local", dijo.

Explicó que las aerolíneas nacionales, Aeroméxico (que está todavía en plena reestructura financiera bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos), Volaris y VivaAerobus están en pleno proceso de reactivación y esta degradación les impedirá abrir nuevas rutas e incrementar frecuencias o vuelos en las que ya operan.

También se verán impedidas para incorporar aviones que operen desde y hacia Estados Unidos, señaló el también ex director general de la Canaero.

Recordó que estas tres aerolíneas están en pleno proceso de renovación de su flota y algunos de esos aviones fueron pensados para el mercado de Estados Unidos.

El mercado aéreo entre México y Estados Unidos es el más importante para el país y de enero a abril pasado viajaron desde y hacia ambos países 6 millones 691 mil pasajeros, según cifras de la AFAC.

Además, en abril pasado, se movilizaron 2 millones 210 mil pasajeros y el 66.7 por ciento de ellos viajaron con aerolíneas estadounidenses, entre ellas American Airlines, United Airlines y Delta Airlines.

Mientras que el 24.7 por ciento voló con Aeroméxico, Volaris y VivaAerobus; el resto con otras aerolíneas no especificadas, de acuerdo con la AFAC.

"Sin duda, con esta decisión, queda una porción de mercado sin atender y habrá rutas que necesiten que tengan demanda y la tomarán las aerolíneas norteamericanas", señaló Cobián.

Agregó que las aerolíneas mexicanas perderían participación en el mercado entre México y Estados Unidos, pero recuperarían terreno en el mediano plazo con estrategias comerciales que les permitan ser atractivas.

Pablo Casas, director general del Instituto Nacional de Investigaciones Jurídico Aeronáuticas (Inija), coincidió en que esta degradación frenará la expansión de las líneas aéreas mexicanas en un contexto en el que buscan una recuperación.

"Venían saliendo de una situación financiera grave y resulta que por la degradación, cuando se iban a disponer a volar, no lo podrán hacer", advirtió.

Ante eso, la Canaero hizo un llamado a la AFAC y al Gobierno federal para que de manera urgente se tomen las medidas técnicas, humanas y presupuestales necesarias que permitan recuperar la Categoría 1 y así disminuir la grave afectación a la industria nacional, los empleos y la contribución al PIB de México.

Repite México errores del pasado

La degradación de México de Categoría de 1 a 2 en seguridad aérea por parte de autoridades de Estados Unidos evidencia que el país repitió los errores por los que en 2010 también enfrentó esta baja de categoría, señalaron expertos.

A finales de julio de 2010, México fue degradado de la Categoría 1 a la 2 en materia de seguridad aérea, ya que la la FAA auditó a la entonces Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), ahora Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), y encontró 52 deficiencias, entre ellas problemas de presupuesto para contratar a más inspectores de vuelo.

"Se repitieron los errores de esa ocasión", declaró Cobián.

Consideró que en parte obedece a que el liderazgo de la la AFAC no ha tenido continuidad.

"Por lo tanto los procesos se pierden y retomarlos cada que la autoridad se renueva, lleva procesos muy largos, me parece que es una de las causas", señaló.

Además, el presupuesto destinado a la AFAC no ha crecido como se hubiera esperado tras la degradación de 2010.

Casas recordó que, en 2010, tras recuperar la Categoría 1, México se comprometió a incrementar el presupuesto para la AFAC, pero eso no ocurrió.

"Cada año le iban a ir incrementando el presupuesto de forma considerable, de tal manera que pudiera realmente tener elementos necesarios como personal y resulta que en 2021 le reducen el presupuesto en 140 millones de pesos", señaló.

Por eso, los compromisos no sólo no se cumplieron, sino que incluso se rompieron, agregó.

Pese a ello, Cobián confío en que México recupere este mismo año la Categoría 1 en seguridad aérea, ya que seguramente las autoridades ya están trabajando en solventar buena parte de las observaciones realizadas por parte de la FAA.

La AFAC contrató recientemente 100 inspectores como una medida para solventar una de las observaciones que recibió tras la auditoría de la FACC, según un documento publicado por la propia autoridad aeronáutica mexicana.

Hasta el momento, la AFAC no ha emitido una postura sobre la degradación.

close
search