Economía

Pagaría seguro hipoteca en caso de muerte

La mayoría de los préstamos están cubiertos con una póliza

Internet

Iris González
El Diario

martes, 10 noviembre 2020 | 06:00

Cuando fallece el propietario de una casa que aún no se termina de pagar es primordial conocer si existe un testamento que especifique qué sucederá con el inmueble.

De acuerdo con Hiram Anaya, corredor hipotecario en KW Campestre, casi todas las hipotecas exigen la contratación de un seguro de vida vinculado, cuyo objetivo es precisamente proteger a la familia ante el fallecimiento del propietario deudor.

Lo que hay que hacer en un caso de este tipo es acercarse con la institución bancaria a notificar el fallecimiento de la persona para hacer efectivo el seguro de vida y que ellos le digan en procedimiento a seguir específicamente, explicó.

Cada banco actúa de manera diferente, aunque la mayoría pide el certificado de defunción, así como el testamento o declaración de herederos.

El experto explicó que si existe un testamento, se puede escriturar a nombre del beneficiario, pero si no, es necesario abrir un juicio para ello.

Además, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) establece un plazo de 180 días a partir del fallecimiento del dueño para que se notifique a la institución y se haga válido el seguro.

La misma aseguradora gira un depósito a la institución bancaria para que se liquide el crédito, dijo Anaya.

Sin embargo, el seguro pierde su validez si existe un atraso de más de tres meses en los pagos de la hipoteca.

Algo que también es importante considerar es si se trata de una hipoteca

mancomunada, ya que si la casa fue adquirida con la suma de ingresos de ambos cónyuges para obtener un préstamo de mayor monto, entonces cada deudor es 50 por ciento propietario del inmueble.

En este tipo de casos, la Condusef señala que cuando es otorgado un crédito mancomunado se liga a la hipoteca un seguro de vida que cubre a ambas personas.

En caso de que uno de los dos muera, el seguro cubrirá la deuda siempre y cuando se haya otorgado el crédito bajo el esquema de cobertura mancomunada conyugal y no existan atrasos en los pagos, resaltó.

En cuanto al avalista, no desaparece aunque el titular de la hipoteca fallezca. Si los herederos aceptaron la deuda, tienen la obligación de pagar la deuda.

Si por el contrario, los herederos rechazan la hipoteca, la responsabilidad del avalista dependerá del contrato que hubiese firmado.

igonzalez@redaccion.diario.com.mx