Economía

Niega jueza reapertura automotriz en Puebla

Magistrada de Puebla rechazó las peticiones de empresas, sin importar si tienen protocolo sanitario avalado por el IMSS

Reforma / Industria automotriz

Víctor Fuentes / Reforma

jueves, 04 junio 2020 | 14:06

Ciudad de México— Una jueza federal de Puebla rechazó peticiones de empresas del sector automotriz para reiniciar actividades, sin importar si cuentan con protocolo sanitario aprobado por el IMSS.

Adriana Sánchez Romo, jueza Quinta de Amparo Civil y Administrativo en San Andrés Cholula, negó esta semana suspensiones a por lo menos 17 manufactureras de autopartes y componentes automotrices, que impugnaron la prohibición del Gobierno de Puebla para reiniciar labores a partir del 1 de junio.

Dicha prohibición fue establecida por el Gobernador Miguel Barbosa en un decreto del 22 de mayo en el que consideró que la reapertura de los sectores automotriz y de la construcción, donde laboran casi 160 mil personas, implica un riesgo de aumento de contagios de Covid-19, que podría desbordar al sistema hospitalario estatal.

"De concederse la suspensión se generaría un riesgo exponencial de contagio, atentando en contra de la salud de los pobladores del Estado de Puebla y del país en general, y se impediría detener la pandemia, que a su vez desbordaría el sistema hospitalario del Estado de Puebla", afirmó la jueza.

"El hecho de que se tomen medidas sanitarias en las empresas automotrices, no llega al extremo de que todos los trabajadores de estas industrias, durante el trayecto a sus centros de trabajo, no estén en riesgo de contagio y de contagiar, además de que el virus podría extenderse a sus familiares".

En algunos casos, Sánchez Romo ya negó la suspensión definitiva.

Por el tiempo que toma tramitar el recurso de revisión contra ese tipo de sentencias, las empresas prácticamente ya no tendrán más remedio que esperar a que el propio Barbosa les permita regresar al trabajo.

Las empresas quejosas incluyen a Thyssenkrupp Presta de México, Schaeffler Transmisión, Rassini Frenos, Autotek México, GGM Gestamp Puebla, Webasto Convertibles, GLM Components, Air Thermal Systems, Kayser México, Concorde Group y TB&C Outsert, entre otras dedicadas a manufactura altamente especializada para la industria automotriz.

Las empresa Volkswagen y su filial Audi, que operan enormes plantas ensambladoras en Puebla, anunciaron desde mayo que acatarían el decreto de Barbosa, por lo que no han promovido amparos, pero el resto de las empresas necesitan abrir porque afirman que podrían incumplir contratos y perder clientes.

Sánchez Romo fue la jueza de guardia en Puebla la semana pasada, por lo que recibió la mayoría de las demandas, pero esta semana, su colega del juzgado Sexto, Francisco Olivo Loyo, es quien tramita los nuevos amparos.

Olivo ya recibió al menos una demanda contra el decreto de Barbosa, de la filial mexicana del consorcio sueco SKF, y está por verse si concederá suspensiones a otras empresas que ya cuenten con protocolos autorizados por el IMSS.