Economía

Multas de hasta 4 mdp por incumplir ‘insourcing’

Avanza lento incorporación a la nómina de subcontratados

Iris González
El Diario de Juárez

lunes, 02 agosto 2021 | 10:40

Tomada de internet

Multas que van desde los 179 mil 240 hasta los 4 millones 481 mil pesos contempla la Ley en el caso del incumplimiento de la nueva Ley que regula el outsourcing.

El pasado 21 de abril la Cámara de Senadores aprobó la reforma a ocho leyes en materia de subcontratación, en las que se contempla que en caso de incumplir con la normativa, las sanciones van de 2 mil a 50 mil veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA). 

De acuerdo con cifras IMMEX del Inegi, en Ciudad Juárez el número de trabajadores contratados bajo la modalidad del outsourcing era en mayo 21 mil 030.

Andrea Rojas, Head de People Operations en Runa, sistema de nómina y gestión de Recursos Humanos, recordó que la nueva normativa prohíbe la subcontratación de personal que realice tareas permanentes o esenciales, sin embargo, las empresas pueden continuar tercerizando la contratación de personal que se dedique a obras o servicios especializados que no formen parte de la actividad económica principal o giro de la misma. 

Recordó que esta reforma ha generado un ambiente de incertidumbre, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

“Con las reformas a la ley, las empresas necesitan contratar a sus empleados directamente bajo su razón social; sin embargo, la transición de un modelo a otro puede ser un desafío si las compañías no cuentan con la orientación adecuada”, señaló.  La experta detalló que el insourcing es la internalización de un servicio que antes se realizaba de forma externa. “En términos de subcontratación laboral, este modelo implica que la empresa maneja de manera interna la administración de la nómina. De esta forma, los colaboradores son contratados bajo la razón social de la empresa para la que trabajan”, dijo. 

Agregó que los empleados con este esquema normalmente están contratados por sueldos y salarios, lo que significa que la totalidad de los mismos son informados al IMSS y, por tanto, se paga la carga de seguridad social que corresponde como empleador.

Rojas agregó que con la migración al insourcing, las empresas deberán cumplir con todos los requerimientos exigidos tras la reforma para estar amparadas en caso de una auditoría por parte de instituciones o dependencias como la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Servicio de Administración Tributaria (SAT), Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) o el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). 

Para los trabajadores, laborar bajo este esquema puede significar un cambio positivo, ya que si el empleador declara su salario completo, se crea una base más grande de seguridad social para él. 

Sin embargo, el insourcing también puede representar ciertos desafíos para las empresas, específicamente para las Pymes. 

igonzalez@redaccion.diario.com.mx

close
search