Economía

Mata inflación alza salarial aquí

Aumentos récord en productos y servicios vacían bolsillos de juarenses

Iris González
El Diario de Juárez

lunes, 16 agosto 2021 | 10:40

Tomada de internet

Los aumentos salariales que suman hasta un 192 por ciento en los últimos 5 años, han sido prácticamente invisibles ante la ola de alzas récord tanto en productos de la canasta básica como en servicios como el gas doméstico.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), ese 192 por ciento equivale a sólo 140.35 pesos, con los que alcanza apenas para un kilo de carne y medio galón de leche, o bien, nueve litros y medio de gasolina. 

La Conasami muestra que en la frontera norte, el mínimo de 73.04 pesos diarios en 2016 pasó a 213.39 pesos en 2021.

Mientras tanto, archivos periodísticos revelan que por ejemplo, en la actualidad un kilo de carne molida de res especial es de 105.99 pesos en supermercados contra los 69.99 que costaba en agosto de 2016, un alza de 36 pesos por kilo.

La pechuga de pollo sin hueso subió en ese tiempo un 83.35 por ciento, al pasar de 59.99 pesos el kilo a 109.99, lo que equivale a 50 pesos más.

Mientras que una cartera con 30 huevos costaba hace cinco años 33.90 pesos, hoy se vende en algunas tiendas hasta en 90 pesos, casi el triple. 

Otros alimentos de la canasta básica como el frijol, subieron casi el doble, al pasar de 16.99 en ese entonces a un mínimo de 30 pesos el kilo en la actualidad. 

Antes, un galón de leche valía 37.90 pesos, 28.08 pesos menos de lo que cuesta hoy. Las gasolinas son otro de los artículos cuyo precio de ha disparado considerablemente desde la liberación del mercado, en 2016. De acuerdo con archivos periodísticos, la Magna valía el 12 de agosto de ese año 9.93 pesos el litro contra los 14.88 pesos en los que se vendió el litro más barato ayer.

En el caso de la Premium, pasó de 12.32 a 17.54 pesos por litro, un alza del 42.37 por ciento equivalente a 5.22 pesos más por litro.

Datos del Inegi, muestran que la inflación de julio de 2016 al mismo mes de este año, acumula un 34.26 por ciento y específicamente en los alimentos, es de un 32.36 %.

El reporte del órgano estadístico detalla que en algunos alimentos como el limón, la inflación es de un 109.38 por ciento; la tortilla subió 41.10 por ciento, el maíz un 93.76 por ciento, mientras que la leche un 31.96 por ciento y el huevo 37.74 por ciento.

En el caso de las gasolinas, el Inegi detalló que la inflación para la de bajo octanaje es de un 42.59 por ciento y la de alto un 19.71 por ciento.

En servicios domésticos, el Inegi reportó un alza del 70.54 por ciento para el gas LP y de un 38 por ciento para el natural.

Jesús Manuel Salayandía, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dijo que la inflación no sólo golpea a los trabajadores, al limitarles su capacidad económica, sino también a las empresas con aumentos en los energéticos.

“Nosotros poco podemos hacer para aumentar los salarios porque todavía muchas de las empresas están tratando de reiniciar la dinámica que tenían por ahí de 2019”, indicó.Agregó que según el Inegi, suman cinco meses con una inflación por encima de los objetivos de Banxico, por lo que el alza salarial de los últimos tiempos no amortigua siquiera el alza en los alimentos. 

“De julio de 2020 a julio de 2021, los salarios subieron alrededor de un 8.5 % según datos del IMSS, mientras que la inflación en general fue del 5.54% en el mismo período, pero aquí el problema es que esa inflación está pegando más fuerte sobre los rubros que más le interesan a los trabajadores, que son los alimentos y los energéticos”, lamentó.

close
search