Economía

Más Pemex y menos extranjeras

Entre incertidumbre y críticas entra en vigor reforma a la Ley de Hidrocarburos

Freepik

Berenice Gaytán
El Diario

miércoles, 05 mayo 2021 | 06:00

La reforma a la Ley de Hidrocarburos es un hecho. Hoy entró en vigor tras su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y los nuevos lineamientos ya desataron la incertidumbre y críticas en el gremio gasolinero.

De acuerdo con representantes del sector, la reforma resulta “amigable” para algunos, mientras que para otros representa el freno o más trabas, principalmente para las ajenas a Petróleos Mexicanos (Pemex) que importan por separado su propio combustible.

Entre los cambios aprobados está: contar con una cantidad mínima de almacenamiento de hidrocarburos, según lo establezca la Secretaría de Energía (Sener) para poder obtener permisos o de lo contrario podrían ser revocados.

También se establece una negativa ficta, que significa que si algún interesado en desarrollar alguna actividad relacionada con el sector solicita un permiso, si después de 90 días no se obtiene respuesta, se entenderá como negación, sin explicar las causas.

Fernando Carvajal, representante de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) en Juárez, consideró que la reforma vendrá a desatar de nuevo un revuelo en la competencia, pues se modifican las regulaciones para los permisos.

El organismo urgió a nivel nacional a las autoridades correspondientes hacer un análisis detallado de la reforma, para detectar y precisar procedimientos.

Pidió que se revise la figura de suspensión o revocación de permisos, la exigencia de infraestructura y capacidades de almacenamiento para otorgar permisos, el trato a los proyectos de inversión realizados o en proceso bajo condiciones que se desconocen y que quedan sujetas a la libre interpretación.

La reforma incluye además el artículo 59 BIS, que contempla que la Sener y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) pueden suspender permisos ya otorgados, de manera temporal o definitiva, si es que alguna instalación implica un riesgo para la seguridad nacional, energética o para la economía nacional.

Sin embargo, aquí está la incertidumbre, pues se desconoce en base a qué, quién o cómo se determinará que una empresa atenta contra la seguridad energética o economía nacional, consideró Iván Pérez, representante legal de Arco, única empresa gasolinera en Juárez que importa su propio combustible desde la refinería en El Paso, Texas, la moviliza y vende en sus estaciones.

Además de la suspensión de permisos, será Pemex quien opere las instalaciones de los privados a los que les sea suspendido el permiso, sin contemplar algún pago o indemnización por los activos que sean “expropiados” por la autoridad, lo que incluso sería violatorio y se contempla en tratados internacionales como el T-MEC en la protección a inversiones y el trato no discriminatorio.

“Lo veo como una atribución a la medida en favor de Pemex, esta reforma es una atribución peligrosa en los términos que está redactada”, expresó el abogado Iván Pérez.

Los permisos también podrán ser revocados si se determina que hay actividades de contrabando de hidrocarburos, petroquímicos y petrolíferos.

Además sanciona la reincidencia en el incumplimiento de las disposiciones de calidad, cantidad y medición, o a quienes hayan modificado las condiciones técnicas de los sistemas o equipos sin autorización.

Poder absoluto a Pemex

 

La otra reforma a la Ley de Hidrocarburos, aprobada el pasado 26 de abril por el Senado, que elimina la regulación asimétrica de la CRE para controlar el poder de Pemex, aún está pendiente de publicar en el DOF.

Con esto se derogó el artículo décimo tercero transitorio, por lo que la CRE ya no podrá limitar los precios de los hidrocarburos, petroquímicos y petrolíferos de Pemex en las ventas de primera mano.

Con esto, Pemex recupera su dominio en el mercado de hidrocarburos, cuando dicha regulación tenía la finalidad de limitar a la petrolera para que los privados pudieran participar en el mercado en condiciones de competencia.

“Esto viene a perjudicar finalmente al consumidor final, pues otra vez se pretende homologar los precios de gasolina y diésel, eliminando la libre competencia”, resaltó el abogado y representante legal de Arco, Iván Pérez.

bgaytan@redaccion.diario.com.mx