Llega guerra gasolinera a la SCJN

Será Suprema Corte la que defina si reabre estaciones clausuradas de Arco

Iris González
El Diario de Juárez
sábado, 02 noviembre 2019 | 09:38
El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— La guerra entre las gasolineras que llevó a la clausura de dos estaciones de Arco desde el mes de julio, llegó ya hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Iván Pérez, abogado de la marca, dijo que las más de mil firmas que presentaron ante el Juzgado Séptimo de Distrito no fueron tomadas en cuenta para demostrar que ninguno de los expendios cerrados representa algún riesgo para los vecinos, por lo que se buscó otra instancia para continuar con el proceso. 

“Estamos en ese proceso. A una sentencia ya otorgada los solicitantes piden que vuelva a ser revisada y con base en ello solicitamos que la Corte conozca esta situación y que resuelva en definitiva lo que piden los quejosos”, comentó.

Agregó: “Desde nuestra óptica es muy lamentable esa postura de no considerar que más de mil juarenses fueron a decir que Arco no es peligroso, muchos de ellos fueron vecinos de las propias estaciones”.

Pérez estimó que debido a la carga de trabajo que presenta la Suprema Corte de Justicia, se espera que el caso se prolongue hasta el 2020.

El 16 de julio la estación ubicada la avenida López Mateos casi al cruce con Vicente Guerrero se clausuró con el argumento de que representa un peligro para los ciudadanos, ya que está cerca de otras estaciones.

Dicho expendio cumplió ayer 108 días cerrado.

Otra estación de Arco se clausuró días después en el fraccionamiento San Carlos por la misma situación y han pasado 101 días.

El abogado de la filial de Almacenes Distribuidores de la Frontera insistió que el amparo se basó en un reglamento municipal vigente en el 2003 y que fue derogado con la entrada en vigor de la reforma energética.

“Arco sigue en la misma postura de que ese reglamento es inconstitucional y por ende todo sigue igual hasta que la Corte lo resuelva”, recalcó Pérez.

Incluso dijo que si dicho reglamento siguiera vigente estaría siendo violentado por un expendio que se construye en López Mateos y Hermanos Escobar, muy cerca de otros ya existentes. “Por qué de esta estación no se están amparando si los propios gasolineros están diciendo que tienen miedo porque su vida está en peligro, aunque eso es solamente de aquellas estaciones de Arco, no las de su propio gremio que están a menor distancia”, dijo.

Mientras tanto, la marca que vende y transporta su propia gasolina importada de El Paso, sin pasar por Pemex, sigue en proceso de expansión.