Economía

Le perdonan la renta

Explica pequeña empresaria que dueña de locales se mostró flexible mientras pasa la contingencia

Iris González/El Diario / El negocio se ubica en avenida De los Insurgentes

Iris González
El Diario

miércoles, 25 marzo 2020 | 06:00

En estos tiempos difíciles a causa del Covid-19 algunos arrendadores comerciales han sacado su lado empático, y conscientes de las afectaciones económicas que tendrá Juárez, perdonaron la mensualidad a sus locatarios.

Adilene Sánchez, propietaria de Piñata Feliz, negocio ubicado sobre la avenida De los Insurgentes, dijo que la cancelación de eventos como medida de contención del coronavirus la llevaron a cerrar su local desde la semana pasada por las bajas ventas.

Preocupada por no tener dinero para pagar la renta, decidió hablar con la dueña del lugar, quien se mostró flexible con la cuota hasta que pase la contingencia.

Platicó que desde hace dos semanas, cuando surgieron los primeros casos de coronavirus en El Paso, muchos de sus clientes comenzaron a cancelarle los pedidos y las ventas cayeron un 20 por ciento.

La situación se volvió crítica la semana pasada y provocó afectaciones de un 80 por ciento.

Después de ello, Adilene tenía la esperanza de que este fin de semana logrará sacar más piezas pero el problema se agravó con las restricciones en los cruces internacionales entre Juárez y El Paso.

“Entregué algunos pedidos y me quedé con otras piezas ya listas porque muchos de mis clientes son de El Paso y ya no vinieron por ellas”, dijo.  

Platicó al mes paga 7 mil pesos de renta y aunque planteó la posibilidad de sacar sus cosas del local para que se rentara a otra persona, la dueña le pidió no hacerlo.

“El lunes hablé con ella y le comenté la situación, me dijo que entendía el problema que no sólo está pasando en Juárez sino en el mundo y por lo tanto había que apoyar el barco en el que estamos”, expresó.

“Llegamos a un acuerdo, no es que se condone la renta total, quedamos que una vez que regresáramos a las actividades normales, íbamos a pagar en pagos quizá mensuales, todos estos meses que esté cerrado”, dijo.

Junto con ella, otras cinco personas dependen de este negocio de piñatas, por lo que para que hicieran frente al problema desde casa, se les entregó un apoyo económico.  

“La salud es súper importante y todos están en su casa, se hizo lo que su pudo dándoles lo más que pudimos antes de irse. Sabemos que a lo mejor eso no va a alcanzar, pero lo bueno es que algunos de ellos nos dijeron que tenían ahorros”, expresó.

Una vez que la contingencia pase, se busca volver a trabajar y reactivar la economía.

“Estamos de descanso todos, listos para cuando tengamos que empezar de nuevo”, resaltó.

igonzalez@redaccion.diario.com.mx