Lanza Nestlé gama de productos Starbucks

Entre los primeros mercados destacan el Reino Unido, España, Bélgica y Brasil

Reforma
miércoles, 13 febrero 2019 | 11:31

Ciudad de México— Los primeros productos de café con marca Starbucks de Nestlé estarán disponibles en tiendas en los próximos días, lo que proporciona a la compañía suiza un arma para defenderse de los imitadores de las cápsulas Nespresso.

Ambas compañías desarrollaron dos docenas de nuevos productos, 16 de los cuales son cápsulas compatibles con las máquinas Nespresso y Nescafé Dolce Gusto, anunció Nestlé este miércoles.

Los precios de las cápsulas estarán a la par con Nespresso y entre los primeros mercados destacan el Reino Unido, España, Bélgica y Brasil.

Nestlé pagó 7 mil 150 millones de dólares el año pasado por el derecho a promocionar y vender productos de Starbucks pues busca formas de reactivar el negocio de las cápsulas Nespresso, que era su mayor motor de crecimiento.

La alianza podría ayudar a Nespresso a retomar los ingresos anuales de dos dígitos, según Patrice Bula, presidente de la marca.

Para alcanzar un crecimiento de dos dígitos, Nespresso tendría que aumentar las ventas de cápsulas de Starbucks en 250 millones de dólares al año, según el analista de Jefferies Martin Deboo.

Starbucks, que fabrica cápsulas y otros productos para supermercados, seguirá haciéndolo en Norteamérica, pero en otras regiones la producción estará a cargo de Nestlé.

En la alianza Starbucks aporta un nombre reconocido y a cambio se beneficia mediante la presencia de Nestlé en los supermercados.

Starbucks ya tenía un negocio de 2 mil millones de dólares vendiendo productos de consumo en su mercado local, según David Rennie, jefe de la unidad de café de Nestlé.

"Con Nescafé, Nespresso y Starbucks, realmente creemos que tenemos las tres marcas de café emblemáticas en la actualidad", afirmó Rennie.

Las ventas de Nespresso han estado creciendo a un ritmo mundial de medio dígito, informó Nestlé en octubre.

Esto supone una baja sustancial frente a los niveles de hasta 30 por ciento logrados antes de que otras compañías comenzaran a producir imitaciones más baratas y crearan máquinas propias.

Nestlé introdujo la marca hermana Nescafé Dolce Gusto en 2006 con la idea de ofrecer máquinas y cápsulas más accesibles. También vende una mayor variedad de bebidas a base de café, mientras que Nespresso se centra en el espresso. Dolce Gusto tardó alrededor de una década en convertirse en un negocio multimillonario.