PUBLICIDAD

Economía

La batalla por la inflación todavía no concluye

Es probable que las presiones inflacionarias mantengan la incomodidad de los bancos centrales en el primer semestre de 2023, según analista

Charlene Domínguez
Agencia Reforma

martes, 10 enero 2023 | 07:49

Agencia Reforma Agencia Reforma

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- Aunque hay indicios de que la inflación ha alcanzado su punto máximo, la batalla de los bancos centrales de México, Estados Unidos y del resto del mundo aún no termina, consideró Loomis, Sayles & Company.

"Es probable que las presiones inflacionarias mantengan la incomodidad de los bancos centrales en el primer semestre de 2023. El Banco Central Europeo y el de Japón sorprendieron apenas a los mercados con movimientos agresivos".

PUBLICIDAD

"Esperamos que la Fed (de EU) realice un alza a las tasas en febrero, pero podría hacer una pausa a partir de entonces si la inflación sigue cayendo", manifestó Craig Burelle, analista senior de Investigación de Estrategias Macro en la firma de gestión de inversiones, que administra casi 345 mil millones de dólares.

El analista puso en duda que la Fed gire hacia un recorte a las tasas hasta no ver una recesión, sorpresas continuas de caídas de la inflación y evidencia de relajación en el mercado laboral.

La primera mitad del año será una "cuidada coreografía" en la que los bancos centrales trabajarán para reducir la inflación y evitar una recesión, añadió.

"Si (la recesión) da inicio, una inflación excesiva podría limitar la respuesta monetaria y fiscal de los bancos centrales. No anticipamos una fuerte reacción política a la recesión, particularmente si comienza a mediados de 2023", expuso.

Un factor importante es que la reapertura económica de China es un nuevo comodín que probablemente impulse los precios de las materias primas al alza, acotó.

Burelle indicó que el ciclo económico global parece vivir una transición de una expansión tardía a una recesión.

"En nuestra opinión, la transición no estará completa hasta que el empleo o las ganancias se renueven.

"En cuanto al empleo, las corporaciones han estado añadiendo puestos de trabajo, pero estamos pendientes a un giro en los patrones de contratación", señaló.

En México, la inflación general cerró el año en 7.82 por ciento y la subyacente en 8.35 por ciento.

A su vez, UBS consideró que Banxico se mantiene cauteloso sobre la inflación.

"Salvo posibles nuevos choques externos, la inflación ha cambiado y se deberían ver mejoras significativas de los precios en los próximos trimestres", dijo.

UBS contempla una inflación general y subyacente de 4.0 y 4.2 por ciento para fines de año, respectivamente.

También una nueva alza de 25 puntos base en la tasa de Banxico para febrero y que las opciones de política monetaria, incluida un mayor endurecimiento, estarán abiertas.

Esta será la última subida del ciclo y es probable que haya una relajación de la política monetaria y un cierto grado de desacoplamiento con la Fed en el segundo semestre, expuso.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search