Economía

Inversión, el talón de Aquiles: CCE

‘Sin condiciones jurídicas, inyección de capitales seguirá cayendo’

Agencia Reforma / Carlos Salazar Lomelí, presidente nacional del Consejo Coordinador Empresarial

Agencia Reforma

martes, 20 abril 2021 | 06:00

Ciudad de México– Reelecto para un tercer año en la presidencia del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar considera que es factible que la economía crezca a tasas cercanas al 5 por ciento este año, siempre que se ataque la baja inversión que se ha reportado en los últimos años.

“El gran talón de Aquiles de la economía sigue siendo la inversión, la cual está negativa; cuando se analizan sus comparativos anuales tenemos caídas importantes. En 2020 la inversión total cayó 18.3 por ciento. En los primeros dos años del sexenio la inversión total se redujo en tres puntos porcentuales del PIB”, dijo el líder empresarial.

Explicó, en entrevista con Excélsior, que debido a las reformas en las leyes al sector energético, eléctrico e hidrocarburos, el tercer plan de infraestructura que pactan entre el sector público y privado tuvo que ser modificado, pues ya no contendrá proyectos en estos rubros.

“El tercer plan de infraestructura lo estamos trabajando en conjunto con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera; estamos enfocados en armar un tercer paquete básicamente con proyectos de infraestructura carretera y de puertos”, adelantó Salazar.

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de incluir proyectos en energía, respondió que todos en ese rubro salen por los temas legales, y porque se han detenido los planes de inversión.

“En el segundo paquete casi no había proyectos del sector eléctrico y energético, pero pudimos meter una gasificadora en Baja California, que fue autorizada y que comenzó, pero se detuvieron por las controversias que se han dado en el tema”, reconoció.

El regiomontano comentó que desde el CCE seguirán insistiendo en la variable de la inversión y que, si no hay condiciones jurídicas, la inyección de capitales seguirá cayendo y entonces el crecimiento del PIB dependerá del sector externo y del consumo, lo cual no sostiene el crecimiento de largo plazo.

“Si la economía se comportara al menos con los números que logró al último trimestre del 2020, estaría creciendo al 3.5 por ciento el PIB durante el 2021; ese debería ser nuestro piso”.

Sobre su tercer año al frente de la máxima cúpula privada, Salazar dijo que la prioridad seguirá siendo mantenerse como una organización propositiva, tratando siempre de encontrar una solución a los problemas del país.