Economía

Inicia en abril producción de plantas chatarra

Víctor Villalobos informó que la intención es contar con el producto a tiempo para poder respaldar a los pequeños productores

Reforma

jueves, 23 enero 2020 | 19:23

Ciudad de México— El Gobierno federal iniciará con la producción propia de fertilizantes en el mes de abril, con la puesta en marcha de las plantas de Pajaritos y Cosoleacaque, en Veracruz. 

Tras reunirse con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, informó que la intención es contar con el producto a tiempo para poder respaldar a los pequeños productores.

El funcionario detalló que las plantas iniciarán con pruebas en el mes de marzo, aunque será hasta abril cuando se tengan los primeros resultados.

"Se van a echar a andar este año, va a haber la posibilidad de producir urea, en forma muy preliminar en marzo, pero ya estará la producción a partir de abril", dijo.

"Serán Pajaritos y Cosoleacaque, son dos plantas únicamente. Van a empezar a producir en una forma experimental o en pequeña escala a partir de marzo, pero ya la producción va a estar en abril, que es cuando necesitamos el fertilizante".

El funcionario explicó que la entrega de los fertilizantes debe estar asociada con los periodos de lluvia, para el ciclo primavera-verano.

A pregunta expresa, reconoció que aún con la puesta en marcha de las plantas, México mantendrá un déficit del 50 por ciento en materia de fertilizantes.

"¿Será suficiente?", se le preguntó.

"No, no, la capacidad que tendríamos echando a andar las plantas y sobre todo en el 100 por ciento de su capacidad productiva, apenas alcanzaría para cubrir el 50 por ciento de la demanda nacional, de modo que vamos a seguir, de alguna forma, dependiendo de la importación, de la producción nacional, en forma competitiva, pero de alguna forma las plantas tendrían que estar operando", respondió.

Por otro lado, Villalobos anunció que, este año, el programa de fertilizantes continuará en el Estado de Guerrero, pero se sumarán pequeños cultivos de arroz de los Estados de Puebla y Morelos, así como otros productores de Tlaxcala y Oaxaca.