Economía

Impulsará EU PIB de México

La proyección de crecimiento para la economía mexicana en el 2021 fue elevada de 4.0 a 5.1 por ciento

Especial

Marlen Hernández
Agencia Reforma

martes, 19 enero 2021 | 08:24

Monterrey— Las expectativas de un estímulo adicional por parte de la Administración de Joe Biden de 1.9 billones (millones de millones) de dólares han mejorado las previsiones del crecimiento del PIB no sólo para Estados Unidos, sino también para México.

En un reporte de JPMorgan, la proyección de crecimiento para la economía mexicana en el 2021 fue elevada de 4.0 a 5.1 por ciento.

"La demanda externa debería seguir echando una 'mano', más de lo que pensábamos antes. Nuestro equipo de Estados Unidos elevó recientemente sus pronósticos de crecimiento para los próximos años de manera significativa, debido a las expectativas de estímulo fiscal adicional de la Administración entrante", resaltó el banco de inversión estadounidense.

Las revisiones para la economía estadounidense incluyen una mayor fortaleza en la manufactura y las importaciones, dos principales canales a través de los cuales se traspasaría el efecto positivo hacia México.

"Otros efectos directos e indirectos también deberían ser de apoyos, incluidas las fuertes remesas y el aumento derivado del empleo debido a una mayor demanda externa", apuntó JPMorgan.

Aparte, analistas de Goldman Sachs elevaron también su pronóstico de crecimiento de Estados Unidos por segunda vez este mes ante las expectativas de que el plan de estímulo fiscal del Presidente electo Joe Biden acelerará la recuperación de la economía.

Este banco espera para la Unión Americana un crecimiento económico de 6.6 por ciento en el 2021, en comparación con una previsión anterior de 6.4 por ciento.

"Los mayores aumentos de la renta disponible y el gasto del Gobierno implican un crecimiento más fuerte a finales del año", explicó Goldman Sachs en su análisis.

Sin embargo, aunque México experimentará una mayor demanda externa impulsada por Estados Unidos, misma que ayudará al crecimiento económico, la proyección para los fundamentales internos se mantendrá débil debido al deterioro causado por la pandemia.

"Creemos que el arrastre de factores idiosincráticos será más fuerte de lo que esperábamos, a medida que la economía lucha con una segunda ola de la pandemia cada vez más preocupante", señaló JPMorgan.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, consideró que a pesar de los estímulos estadounidenses y el efecto de arrastre de éstos, México enfrenta riesgos internos que pueden actuar contra la recuperación.

Entre éstos, Siller enumeró factores como medidas sanitarias más estrictas que puedan entorpecer las exportaciones, la relación bilateral entre los Presidentes López Obrador y Biden, y la política energética.

Ante ello, la especialista sostuvo su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana en un rango de 2.8 a 3.8 por ciento.