Economía

IMPUESTUM Entre mujeres y el IMSS

Frase: “La asegurada tiene derecho a ciertos beneficios”

Iván Pérez, fiscalista / Articulista invitado
lunes, 11 marzo 2019 | 06:00


Iván Pérez, fiscalista / Articulista invitado

[email protected]



Se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer y uno de los momentos más bellos que puede presentarse en la vida, es cuando una mujer concibe a un bebé, ya que reza el dicho: “Los bebés son polvo de estrellas, soplados de la mano de Dios”. 

Sin embargo, siempre existe mucha incertidumbre y poco conocimiento sobre los derechos que tienen las mujeres embarazadas afiliadas el IMSS. De acuerdo con la Ley del Seguro Social, la asegurada tiene derecho a recibir del IMSS los siguientes beneficios:

I) Asistencia médica y subsidio; II) Ayuda en especie para lactancia por 6 meses para el recién nacido; III) una canastilla de productos básicos y IV) 84 días naturales de incapacidad. Si bien en muchas ocasiones la situación económica del Seguro Social es complicada y esa canastilla se convierte prácticamente en algo sumamente sencillo, en cuanto a la lactancia debe de reconocerse que el Instituto hace enormes esfuerzos por proporcionar fórmulas especializadas en aquellos casos de recién nacidos con algún problema de salud. 

En cuanto a los días de incapacidad ha sido de relevancia el hecho que el propio IMSS ha ido evolucionando conforme la propia sociedad lo requiere, pues a las mujeres embarazadas que deciden ser atendidas por un doctor externo a la institución, tal como lo es en nuestra ciudad, donde se opta por que se nazca el bebé en el extranjero, debían acudir al IMSS a las citas regulares para obtener sus días de incapacidad y, al mismo tiempo, acudir con su doctor elegido, lo cual resultaba poco práctico y además un desperdicio de recurso humano y económico.

Así hoy en día, mediante un acuerdo del Consejo Técnico para poder recibir la incapacidad por parte del IMSS, la mujer embarazada deberá de acudir en una sola ocasión en la semana 34 de gestación para obtener el certificado de incapacidad, pudiendo transferir de una hasta 4 semanas del periodo de descanso antes del nacimiento para el posterior al alumbramiento, a fin de que la madre pueda estar más tiempo con el recién nacido.

Además,durante el periodo de lactancia las aseguradas tienen derecho a decidir entre gozar con dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, o un descanso extraordinario por día, de una hora, según lo pacte con su patrón. A pesar que para el otorgamiento del subsidio se necesitan 30 semanas de cotización, para las prestaciones en especie no.

Si bien en el marco del festejo de las mujeres estos beneficios son producto de años de esfuerzos, también a los hombres se les otorga un derecho en caso de nacimiento de un hijo. Esto es así, pues producto de la reforma laboral del 2017, se estableció como obligación del patrón otorgar un permiso de paternidad de cinco días laborales con goce de sueldo a los hombres trabajadores, por el nacimiento de sus hijos y, de igual manera, en el caso de adopción de un infante.

Los días de descanso serán contados a partir del día de nacimiento del infante o, en su caso, cuando reciba al menor adoptado. En este marco conceptual, hoy ya tiene la información suficiente de los beneficios que una mujer embarazada recibirá por ser afiliada por un pagador de impuestos al IMSS, así como que el padre trabajador, también tiene un derecho innegable en su favor.