Economía

Habrá un 'chipotito' en la inflación

Economía no crecerá suficiente, adelanta gobernador de Banxico

El Diario / Los alimentos encabezan el aumento de precios, según Inegi

Agencias

lunes, 13 enero 2020 | 15:42

Ciudad de México–La inflación general repuntará durante el arranque del año producto de la actualización del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en los cigarros, las bebidas saborizadas y las gasolinas, así como por el incremento de 20% en el salario mínimo que entró en vigor el primer día de enero, anticipó Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México.

“En el primer trimestre de 2020 habrá un cierto repunte de la inflación tanto por la entrada de algunos elementos como el IEPS como por el incremento al salario mínimo, pero será transitorio”, explicó durante su participación en el seminario Perspectivas Económicas 2020 organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

El banquero central destacó que el aumento general de precios tendrá “un pequeño chipotito” durante los primeros meses del año, pero aseguró que posteriormente la inflación en su medición anual continuará su tendencia a la baja.

Indicó que el pronóstico del Banco de México es que la inflación promedio anual durante el primer trimestre de 2020 se ubique en 3.5%, sin embargo, aseguró que cerrará en 3.0 por ciento.

Recordó que el año pasado, este indicador terminó por debajo de la meta puntal establecida por el banco central y se ubicó como el segundo nivel más bajo desde que se tiene registro para un cierre de año.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un alza de 0.56% mensual en diciembre y, con ello, la inflación del año se ubicó en 2.83 por ciento.

PERSISTIRÁ DEBILIDAD ECONÓMICA DEL PAÍS

Alejandro Díaz de León expuso que en las principales economías avanzadas la inflación se mantiene en niveles por debajo de las metas de los respectivos bancos centrales. “La debilidad de la actividad económica, aunada a niveles de inflación menores a las metas de los bancos centrales, se ha reflejado en el relajamiento de las posturas monetarias”, incluyendo la del Banco de México.

Pese a lo anterior, dijo que en el país persistirá la debilidad económica que se ha registrado por varios trimestres, sin embargo, anticipó que habrá una mejoría.

“La previsión de crecimiento para este año se ubica en un rango de 0.8 y 1.8%, mientras que para 2021 es de 1.3 a 2.3 por ciento”.

Díaz de León no hizo comentarios sobre el crecimiento económico con el que cerró la economía en 2019, pero apuntó que el entorno externo se ha caracterizado por la desaceleración.

Expuso que los factores que detonaron está contracción fueron las tensiones comerciales, las tensiones geopolíticas y factores idiosincráticos en algunas economías. “En este contexto las perspectivas de crecimiento de las principales economías se ajustaron a la baja en 2019”, y la mexicana no fue la excepción dado que en diciembre el pronóstico del banco central se ubicó en un rango de entre -0.2 y 0.2 por ciento.