Graban en secreto sobornos en Pemex

Departamento de Justicia de EU y la Comisión de la Bolsa y Valores investigan a la petrolera por posible corrupción y fraude

The Wall Street Journal
sábado, 12 octubre 2019 | 06:00
|

Ciudad de México— En 2017 la compañía de investigación privada israelí Black Cube registró en secreto a altos funcionarios de Petróleos Mexicanos de México que describían el soborno y la corrupción generalizados en la compañía petrolera, informó The Wall Street Journal.

Las grabaciones de audio son parte de la evidencia en una demanda presentada el año pasado contra el Gobierno mexicano por una compañía mexicana de perforación de campos petroleros llamada Oro Negro. La compañía afirma que Pemex ayudó a llevar a Oro Negro a la bancarrota porque el perforador se negó a pagar sobornos.

Las grabaciones, revisadas por The Wall Street Journal, ofrecen una inusual mirada a la corrupción endémica en la empresa estatal más grande de México. 

En el transcurso de tres meses en 2017, Black Cube, a instancias de Oro Negro, realizó en secreto docenas de horas de grabaciones de antiguos y actuales funcionarios de Pemex que describen un elaborado sistema de pagar por jugar en la compañía petrolera, donde se aceptaron sobornos a cambio de contratos. Los altos ejecutivos de Oro Negro, a su vez, enfrentan cargos en México por presuntamente malversación de fondos.

La evidencia de la demanda de Oro Negro forma parte de una amplia investigación sobre la corrupción en Pemex por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Comisión de la Bolsa y Valores (SEC), según personas familiarizadas con el asunto.

Pemex no respondió a las solicitudes de comentarios sobre las afirmaciones de Oro Negro, sobre la evidencia producida en las grabaciones. 


Indagatoria llega en mal momento

La investigación de EU y la demanda de Oro Negro llega en un momento delicado para Pemex, que está teniendo problemas para lidiar con una baja en la producción y una deuda de casi 100 mil millones de dólares, siendo la más cuantiosa en la industria petrolera mundial.

Cualquier golpe financiero derivado de casos de corrupción podría presionar más las finanzas de la empresa en un momento en que las empresas calificadoras están considerando disminuir el estatus de la deuda a basura, una medida que podría incrementar los costos crediticios y agregar más presión.

También, el estándar es muy alto para el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se comprometió a acabar con la corrupción gubernamental y ha colocado a la empresa en el centro de su estrategia económica.

Un portavoz de López Obrador no respondió a la petición que se le hizo para que comentara sobre este asunto, sin embargo, la semana pasada, en respuesta a una pregunta acerca de Oro Negro, dijo que el Gobierno estaba trabajando para solucionar la corrupción en Pemex.  “Estamos limpiando las cosas”, dijo.

Las grabaciones de Oro Negro, incluidas en una demanda que busca obtener 700 millones de dólares del Gobierno mexicano para resarcir los daños, fueron entregadas a un panel de árbitros del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica.

El material muestra la tarea tan abrumadora que se tendrá que llevar a cabo para frenar la corrupción en Pemex.

“La corrupción ha sido un problema que ha estado incrustado en la cultura de Pemex desde hace 40 años”, comentó David Shields, analista de Energía que tiene su sede en la Ciudad de México.

“Aunque ahora, Pemex está contra la pared y no puede malgastar los recursos”, agregó.


Vicepresidente pidió ‘cuota de éxito’

Durante una cena en el restaurante Sir Winston Churchill de la Ciudad de México que se efectuó en octubre del 2017, dos agentes de Black Cube se reunieron con José Carlos Pacheco, el entonces vicepresidente de la División de Perforaciones y Servicios de Pemex.

Los agentes se hicieron pasar como intermediarios de un inversionista acaudalado de los Emiratos Árabes Unidos, quien estaba interesado en comprar Oro Negro.

Los agentes trataron de asegurarse que Oro Negro pudiera obtener mejores términos en el contrato de Pemex si la ficticia empresa de los Emiratos Árabes Unidos que representaban les pagaba un soborno a los funcionarios de Pemex, y ellos preguntaron cómo se podía hacer, de acuerdo a las grabaciones.

Se escucha a Pacheco decir que eso no será ningún problema.

“Normalmente se hace como una 'cuota de éxito', debido a que nadie está dispuesto a correr el riesgo de que esa cantidad empiece a aparecer allí, digamos, como un porcentaje relacionado con el contrato”, dijo Pacheco.

Pacheco explicó en la grabación que muchos funcionarios de Pemex aceptan pagos a través de miembros de su familia, conocidos como “operadores” o “aliados”, o a través de asesorías falsas que se emplean para lavar dinero.

“Por ejemplo, hay subdirectores cuyos hijos son los responsables de aceptar el dinero”, señaló Pacheco. “En muchas ocasiones todos están enterados”.

Luego, la conversación se centró en la razón por la que Oro Negro tuvo problemas con Pemex, que canceló los contratos de perforación de la empresa después que se acogió a la protección de bancarrota a finales del 2017.

“Yo creo que realmente se trató de una cuestión de orgullo que de problemas económicos”, explicó Pacheco, de acuerdo con la conversación que fue grabada.

“¿Ellos perdieron la empresa debido a que no pagaron sobornos?”, preguntó un agente de Black Cube.

“Ellos no tenían dinero. Ése es el principal problema”, replicó Pacheco.

Pacheco, quien salió de Pemex en el 2018, se rehusó a responder a una lista de preguntas que se le enviaron a través de un correo electrónico acerca de sus comentarios que aparecen en las grabaciones.

En una conversación telefónica reconoció haberse reunido con personas que él creyó que eran inversionistas interesados en comprar Oro Negro, pero negó que hubiera hablado de sobornos. “Trabajé para Pemex durante más de 25 años y nunca tuve nada que ver con ese tipo de cosas, eso es corrupción”, dijo.