Economía

Generan rastreo operaciones electrónicas

Cada vez que un cliente escanea su tarjeta, deja huella para terceros usuarios

Internet / Debido al Covid-19 son más las personas que recurren a la banca móvil

Iris González
El Diario

sábado, 09 mayo 2020 | 06:00

Cada vez que un usuario realiza transacciones con sus tarjetas bancarias, los datos que ingresa se recopilan para diferentes fines.

Debido al Covid-19 son más las personas que recurren a la banca móvil para llevar a cabo operaciones como pago de servicios o compras, y de acuerdo con el experto financiero Juan Eleuterio Muñoz, una parte de la información la usa el Gobierno para ejercer mecanismos de control, mientras que otra es proporcionada a empresas de ‘marketing’ con fines de ventas.

“Hay dos partes: los datos que recopila el Gobierno tienen un tratamiento, mientras que los que reúnen los particulares físicamente o en plataformas electrónicas, se supone que deben tener un protocolo e incluso un aviso, pero en algunos negocios no es así”, dijo. 

Mencionó que, aunque existe una ley federal de protección de datos en posesión de los particulares, éstos siguen prostituyéndose por la falta de sanciones.

“No hay una conciencia de ese protocolo, un 10 o un 15 por ciento de las empresas son las que las que sí guardan esos datos en un lugar especial, pero no hay sanciones para las que no lo hacen”, lamentó. 

“Muy pocas dependencias y todavía mucho menos empresas siguen el cuidado de los datos personales y los comercializan”, dijo el experto.

Ejemplificó que los bancos, al ser privados, están sujetos a las leyes de particulares, aunque casi siempre los usuarios autorizan el uso de datos en hojas que se firman, por ejemplo, al tramitar una tarjeta de crédito o abrir una cuenta. 

Muñoz resaltó que los datos de los usuarios que se comercializan no sólo se obtienen por medio de las transacciones bancarias que se realizan, sino también de plataformas y de redes sociales. 

“Hemos autorizado que nuestros datos personales, historiales de navegación, de compras, gustos, preferencias, viajes, etcétera, se puedan compartir, nada más que no nos damos cuenta”, advirtió. 

“Cuando bajamos una aplicación, sólo el uno por ciento leemos los términos y condiciones, y ésa es la forma en la que se ha hecho esa prostitución de datos personales”, puntualizó.

igonzalez@redaccion.diario.com.mx