Economía

Firmó Biden orden de ‘compra en EU’

Iniciativa ‘Buy American’ tiene similitudes con la política de preferencias internas de Trump

Internet / Cartel invita a adquirir productos nacionales en un escaparate de la ciudad de Easton, Pennsylvania, en el condado de Northampton

Agencia Reforma

martes, 26 enero 2021 | 06:00

Washington— El presidente Biden firmó ayer una orden ejecutiva imponiendo reglas más estrictas sobre las prácticas de contratación pública para aumentar las compras de productos fabricados en Estados Unidos, un paso hacia el cumplimiento de su promesa de campaña “Buy American” para fortalecer la fabricación nacional.

El diario The Wall Street Journal indicó que las nuevas políticas incluyen endurecer las reglas de contratación pública para dificultar la compra de productos importados por parte de las agencias federales, revisar la definición de productos fabricados en Estados Unidos y aumentar los requisitos de contenido local. La orden ejecutiva también asegura que las pequeñas y medianas empresas tendrán un mejor acceso a la información necesaria para ofertar por contratos gubernamentales.

Si bien sus estilos son diferentes, la iniciativa “Buy American” de Biden tiene similitudes con la política de preferencias internas de Trump, que era parte de su política “America First” que incluía guerras arancelarias con China y otros socios comerciales, destacó la publicación.

Un alto funcionario de la administración de Biden dijo que el objetivo de la política “Buy American” es fortalecer la cadena de suministro después de que la pandemia de la Covid-19 revelara una debilidad en el sistema para distribuir suministros médicos críticos y equipos de seguridad.

“Seguimos muy comprometidos a trabajar con socios y aliados y así modernizar las reglas del comercio internacional, para asegurarnos de que podamos usar el dinero de nuestros contribuyentes e impulsar las inversiones en nuestros propios países y fortalecer las cadenas de suministro”, dijo el funcionario. Evitar la dependencia de otros países que no comparten los mismos intereses también es un objetivo, agregó.

La orden ejecutiva apunta a reducir las exenciones de las reglas de contratación pública que permiten la compra de productos extranjeros. Las medidas que se tomarán incluirán la creación de un sitio web para monitorear las actividades de adquisiciones de todas las agencias y el nombramiento de un funcionario superior en la Oficina de Administración y Presupuesto para rastrear la implementación de la orden.

También cambiará la forma en que se calculan los porcentajes del contenido nacional de los productos para las reglas de “Buy American”, al tiempo que aumenta los umbrales de contenido para que los productos se consideren fabricados en Estados Unidos, indicó el Journal.