Economía

‘Ficharán’ bancos a todos sus clientes

Medidas para evitar robo de identidad incluyen toma de huellas dactilares, reconocimiento facial y de voz

Tomada de Internet

Iris González
El Diario de Juárez

sábado, 04 enero 2020 | 10:06

Ciudad Juárez— A fin de reducir los fraudes en el sector financiero, entre ellos el robo de identidad, a partir de marzo de este año los bancos estarán obligados a implementar controles biométricos con sus clientes.

Además, la Secretaría de Gobernación buscará reforzar su software para contar con datos precisos de todos los mexicanos.

Algunas sucursales en Juárez cuentan ya con lectores de huellas digitales que refuerzan sus operaciones bancarias, aunque a nivel nacional hay otras, como Bancomer, que usan hasta reconocimiento facial y de voz.

El 29 de agosto de 2017 la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) publicó en el Diario Oficial de la Federación una serie de cambios a la Circular Única de Bancos, que buscan combatir el robo de identidad dentro del sector. Estos incorporan y regulan el uso de datos biométricos para la autenticación de los usuarios de la banca.

“La CNBV y otras autoridades detectaron la necesidad de fortalecer los procedimientos y mecanismos que las instituciones de crédito utilizan para identificar a los usuarios que contratan con ellas algún tipo de producto o servicio, o bien realizan operaciones en ventanilla, para así prevenir y/o detectar fraudes como la suplantación de identidad. Estas medidas, además, permiten reforzar la seguridad de los datos de los usuarios”, menciona la autoridad financiera.

Las medidas publicadas establecen la obligación para las instituciones de crédito de instalar en sus sucursales lectores de huellas dactilares que capturen los datos de al menos seis dedos de sus clientes, los cuales serán cotejados con la base de datos del Instituto Nacional Electoral para garantizar la identidad del cliente que quiera solicitar un crédito.

Esta tecnología se esperaba desde 2018, pero debido al proceso electoral de ese año se dio más tiempo a los bancos para cumplir con el requisito.

Además, la Secretaría de Gobernación señala que hasta ahora el Estado mexicano “nunca ha podido atender y hacer cumplir la ley, por lo que no ha podido brindarle a toda su población la certeza mínima y necesaria de que no le roben lo más importante que tiene después de la vida: su propia identidad”.

Agrega que se enfrenta a la falta de herramientas tecnológicas de validación de registro de personas porque se trabaja con tecnologías obsoletas e inadecuadas, al mismo tiempo que reconoce debilidades del sistema que acredita fehacientemente la identidad.

Ante ello, se analiza adquirir licencias de un software especializado en datos biométricos y equipamiento para cumplir con el nivel de procesamiento y almacenamiento de información.

Estos datos se vincularán con la Clave Única de Registro de Población (CURP) para conformar la base definitiva del Registro Nacional de Población (Renapo), pues la identidad de al menos 117 millones de mexicanos que no tienen registro biométrico está en riesgo “todos los días del año, en cualquier lugar y bajo las situaciones menos sospechadas”.

La Secretaría de Gobernación estima que con los equipos solicitados puede obtener las identidades biométricas de 100 millones de mexicanos en tres años. 

igonzalez@redaccion.diario.com.mx