Economía

Estiman 10 mil afectados en Juárez por huelga en GM

Obreros ya ven disminuidos sus ingresos por paros técnicos en maquilas

Iris González
El Diario de Juárez

domingo, 06 octubre 2019 | 11:02

Ciudad Juárez.- Luego de dos días de paro técnico en la planta Lear La Cuesta, provocado por la huelga de General Motors (GM) en Estados Unidos, Valeria López dice que la primera medida que tiene que tomar al ver reducido su salario es dejar de comprar alimentos.

“La próxima semana me toca pagar la renta y como no sé todavía cuánto voy a cobrar, porque no trabajamos jueves ni viernes, tendré que dejar de comprar mandado para completar los 800 de la renta”, expresó.

De acuerdo con el delegado del Gobierno federal en Juárez, Juan Carlos Loera de la Rosa, al igual que Valeria hasta 10 mil trabajadores en esta ciudad pudieran verse afectados con la huelga que inició el pasado 16 de septiembre y que suma su tercera semana.

Entre las demandas de alrededor de 50 mil obreros en Estados Unidos están el aumento de sueldos y prestaciones, contratos permanentes para trabajadores temporales, así como la garantía de que haya más producción en las plantas de ese país, en lugar de las del extranjero.

Lear Corporation es una empresa estadounidense que fabrica asientos y sistemas eléctricos para automóviles.

Valeria, quien trabaja como operadora de producción en la planta La Cuesta, mencionó que a principios de esta semana se les notificó que jueves y viernes tendrían convenio debido a que no les ha llegado el material de Estados Unidos ni de Guanajuato, donde otra planta de GM tiene afectaciones por los reclamos del sindicato United Auto Workers (UAW).

Compartió que aunque por semana percibe un sueldo de mil 400 pesos más 150 en bonos, todavía no sabe cuánto le va a tocar cobrar el próximo viernes.

“Cuando hay convenios se paga desde el 35 hasta el 45 por ciento de tu sueldo, no sé cómo lo manejen ellos (Lear), hasta la próxima semana que nos paguen”, apuntó.

Dijo que aunque no tiene hijos, debe pagar la renta y los recibos. Agregó que el panorama se vuelve más difícil debido a que al parecer los paros técnicos se extenderán hasta la próxima semana.

“Si la próxima semana llega a haber más convenios también saldré corta porque me toca pagar el convenio con la Junta de Agua”, expresó la empleada.

De acuerdo con trabajadores de Lear Las Torres, también en esa planta descansaron sábado y domingo a consecuencia del paro en Estados Unidos.

Mahle Behr es otra de las empresas fabricantes de partes automotrices en Juárez afectadas con la huelga norteamericana.

Según personal de la compañía, ahí se optó por darle vacaciones a trabajadores para no pagarles menos, además de que se movieron turnos y se eliminó el tiempo extra.

“El impacto total fue sólo tres días de paro técnico y la gente percibe casi el 80 por ciento de su salario debido a las prestaciones que tienen”, comentó un empleado de la empresa que optó por el anonimato.

Sin embargo, añadió que ya se les acabaron las estrategias para que el personal no se vea perjudicado, por lo que el martes pudiera presentarse una afectación real.

También expresó que GM no es el único cliente de Mahle, pues existen otras marcas automotrices para quienes también fabrican componentes.

Isaac Leobardo Sánchez Juárez, economista investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), comentó que este tipo de situaciones muestran la dependencia que Juárez tiene de Estados Unidos debido a la falta de industria nacional.

“GM tiene influencia en varias entidades de México como Coahuila, Estado de México, Guanajuato, Baja California, Sonora y obviamente Chihuahua, donde algunas empresas ligadas a la industria se ven afectadas. Propiamente aquí en Juárez no se elaboran vehículos como en los otros estados donde hay plantas de ensamblaje, pero se fabrican muchos componentes automotrices”, comentó.

Agregó que en ese tipo de casos es el empleado quien sufre las primeras afectaciones con salarios reducidos.

Loera de la Rosa apuntó que debido a que se trata de un problema ajeno al país, se gestiona un apoyo extraordinario alimentario en la frontera para los trabajadores.

“Nosotros hemos estado en contacto con Índex, exploramos varias posibilidades y eso es lo que se puede hacer, un apoyo en especie para los trabajadores porque finalmente ellos son los afectados al recibir menos salario”, expresó.

“Les siguen pagando los bonos, únicamente lo que es el concepto de salario es lo que les están dando a la mitad”, agregó.