Economía

En medio de guerra verifican gasolineras

Profeco emprende operativo en expendios de Juárez

Omar Morales/El Diario de Juárez / Una de las gasolineras clausuradas

Iris González / Ramón Salcido / Eduardo Lara
El Diario de Juárez

miércoles, 26 febrero 2020 | 11:47

Ciudad Juárez— En medio de la guerra gasolinera, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) emprendió un operativo de verificación en establecimientos de Ciudad Juárez, cuyos resultados no fueron dados a conocer.

Desde hace más de seis meses, nueve gasolineras de la empresa Arco permanecen cerradas en esta frontera, además de algunas bombas de diesel en el municipio de Ahumada desde noviembre del año pasado.

Una fuente de Profeco Juárez, que prefirió la reserva de su identidad, señaló que la clausura en Ahumada corresponde a un operativo realizado en noviembre pasado.

Explicó que éstos son realizados por personal proveniente de sus oficinas centrales en la Ciudad de México y se aplican de manera sorpresiva y aleatoria para evitar poner sobre aviso a las estaciones que serán revisadas.

Personal de la subdelegación en esta frontera indicó que incluso ellos desconocen cuándo se llevarán a cabo y cuántas estaciones se revisan, ya que esa información la concentran únicamente en las oficinas centrales.

Fernando Carbajal, presidente de la Organización de Expendedores de Petróleo (Onexpo), confirmó que los operativos se realizan de manera aleatoria debido a las facultades con las que cuenta la autoridad para verificar las gasolineras.

Ellos llegan sin avisar, puede ser a cualquier hora y el día que sea, las inspecciones pueden incluso llegar a durar hasta cuatro horas o más. Sabemos que el pasado fin de semana estuvieron verificando algunas estaciones aquí en Juárez, pero hasta ahorita no tenemos información de otras gasolineras clausuradas por esta situación”, comentó.

Tras darse a conocer a través de las redes sociales la clausura de una estación de Arco en Ahumada por supuestamente incumplir con “litros de a litro”, Iván Pérez, abogado de la empresa, afirmó que se trata de una falla de suministro de energía eléctrica que se originó en 2019, pero en las bombas de diésel.

Por medio de Facebook se difundieron imágenes de los sellos de clausura que la Procuraduría Federal del Consumidor colocó a las bombas en el expendio que la empresa filial de Almacenes Distribuidores de la Frontera tiene en ese poblado.

El representante legal de Arco explicó que solamente se trató de un error de metodología que inspectores de la Profeco realizaron en las bombas de diésel en noviembre del año pasado.

“Se hace una prueba de retención de información en pantalla ante una falla de suministro de energía eléctrica”, dijo.

“Cuando llegan los inspectores y solicitan que al mismo tiempo se deje de suministrar energía en las bombas de despacho de gasolina y de diésel, uno de nuestros colaboradores que está en el cuatro donde están los brakers, de manera errónea baja primero el de diésel y en lugar de los siete completos, lo que llevó a la falla”, explicó.

Tras esta situación, dijo que se le pidió a la Profeco que les permitiera realizar de nueva cuenta la prueba, pero les fue negada la oportunidad.

“Profeco se niega a realizar una segunda prueba y levanta su acta de hechos para colocar los sellos de inmovilización”, recalcó.

Agregó que aunque se presentaron pruebas que permitieran poner a funcionar de nueva cuenta las bombas del diésel desde esa fecha, se sigue esperando una resolución.

Carbajal Flores manifestó que Arco no forma parte de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo, por lo que desconoce los motivos por los que se les inmovilizaron las bombas de combustible.

Agregó que fue también a través de las redes sociales como se enteró de las acciones que tomó la Profeco.

“Sólo vi que lo habían clausurado, pero no sé el motivo, sólo a ellos les dan el acta con los motivos, puede ser que estén dando de más, de menos, errores de repetividad, una falla electrónica o algo, hay muchas cositas por las que pueden cerrarles”, expresó. 

Pide Arco intervención del CJF

La empresa gasolinera Arco solicitó la intervención del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) para dar certeza al correcto desempeño del juzgado Séptimo de Distrito, que resolverá el próximo viernes si se reabren o permanecen clausuradas sus estaciones de servicio.

La petición obedece a que el mismo juez que ordenó la clausura será quien determine ahora si, con base en el hoy abrogado reglamento municipal, pueden reabrirse las estaciones que permanecen sin operar.

En un desplegado publicado en El Diario, la empresas Arco, Almacenes Distribuidores de la Frontera y Petrol expresan confianza en que la decisión que se tome “sea conforme a derecho, de forma objetiva, imparcial y justa”.

El documento recuerda que a partir de la entrada en vigor de la Reforma Energética la reglamentación para el funcionamiento de las estaciones de expendio de combustibles (gasolineras) corresponde a la esfera federal.

También se menciona que la clausura de las estaciones se dio mediante el obsequio de una suspensión definitiva por parte del juzgado Séptimo de Distrito a un grupo de empresas gasolineras “que no quieren la libre competencia” y aludiendo una violación al reglamento para la ubicación y operación de gasolineras en Ciudad Juárez.

No obstante, al abrogarse dicho reglamento por parte del Cabildo de Juárez “esa violación no existe”, subraya el texto.

igonzalez@redaccion.diario.com.mx