Opinión-Impuestum

El cáncer y los centros de trabajo

“Ni al peor enemigo se le desea, pero, qué sucede en materia laboral”

Iván Pérez, fiscalista / Articulista invitado
lunes, 13 mayo 2019 | 06:00

Iván Pérez

Fiscalista

[email protected]



De acuerdo con datos del IMSS el cáncer infantil es la causa número uno de muerte entre niños de 5 a 14 años de edad en México, se estima que actualmente 23 mil familias tienen un caso de cáncer infantil, esta cifra incrementa cada año en 5 mil diagnósticos. Una situación muy difícil que ni al peor enemigo se le desea, pero, qué sucede en materia laboral cuando por los tratamientos y recaídas uno de los padres necesita pasar más tiempo con el menor.

Esto, ya que por protocolo médico, exigen que uno de los padres acompañe a su hijo –menor de edad– dentro del hospital durante el suministro de quimioterapias, radiaciones, intervenciones quirúrgicas o internamiento, debido a que tanto el cáncer como sus tratamientos, debilitan al sistema inmunitario y tienen mayores probabilidades de desarrollar infecciones; por ello, la presencia de los padres es necesaria en caso de tomar decisiones urgentes. Por ejemplo, un ciclo de quimioterapia para tratar la leucemia requiere de cinco días de internamiento mínimo.

Al día de hoy, los padres trabajadores pueden ser despedidos de forma justificada por parte del patrón si se ausentan en su centro de trabajo por este motivo, ya que no existe regulación en México en esta materia.

Ante ello, en la Cámara baja se aprobaron cambios a la Ley del Seguro Social para que madres o padres trabajadores asegurados, cuyos hijos de hasta 16 años hayan sido diagnosticados con cáncer de cualquier tipo, gocen de licencia por cuidados médicos para ausentarse de sus labores en caso de que los menores requieran descanso en los periodos críticos del tratamiento u hospitalización, de acuerdo con la prescripción médica.

Esta licencia podrá expedirse tantas sean necesarias en un período máximo de tres años, mientras no excedan 364 días. También la licencia únicamente podrá otorgarse a petición de parte, ya sea al padre o madre que tenga a su cargo el ejercicio de la patria potestad, la guardia y custodia del menor. En ningún caso se otorgará a ambos padres.

Se incluye en la reforma, que los padres o madres trabajadores asegurados tengan al menos registradas 52 semanas de cotización inmediatas previas al inicio de la licencia, gozarán de un subsidio equivalente al 60% del último salario diario de cotización registrado por el patrón.

El dictamen fue devuelto al Senado de la República, solo se espera la aprobación para, posteriormente, ser promulgado por el Presidente de la República y publicado en el Diario Oficial de la Federación para que tenga efectos plenos, reconociendo este trabajo legislativo en favor de tan sensible problemática de padres trabajadores.