Economía

Disfrazan nuevos impuestos federales

Advierten que subirán costos de servicios de telefonía e Internet

Manuel Quezada Barrón
El Diario

jueves, 17 septiembre 2020 | 06:00

Chihuahua— El presidente de Index-Chihuahua, Luis Carlos Ramírez López acusó ayer al Gobierno federal de pretender imponer “un nuevo impuesto disfrazado al servicio del teléfono e Internet” el próximo año, al actualizar y reestructurar las cuotas de los derechos que deben pagar las concesionarias de los servicios de telefonía móvil o Internet.

Aunque no suben los impuestos el próximo año, como afirma el presidente Andrés Manuel López Obrador, es un costo que al final del día repercutirá en las tarifas a los usuarios de telefonía e Internet, los productos que más se venden en el país.

Según la iniciativa de reforma a la Ley Federal de Derechos planteada por la Secretaría de Hacienda, es incrementar un 56.5 por ciento la cuota a la banda de 800 Mega Hertz para el 2021; el aumento porcentual más grande desde que se estableció la tarifa en 2003, según datos del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones.

La fuente informativa preciso que la actualización y reestructuración de las cuotas de derechos, la deberán pagar los operadores móviles que tengan asignadas concesiones que les permiten usar el espectro para ofrecer servicios de telefonía móvil o Internet.

El Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones, también coincidió en que estos cobros encarecerán los costos de los operadores móviles que se verán obligados a subir los precios de la telefonía y el Internet móvil.

Las nuevas cuotas que se proponen tendrán un efecto negativo sobre el bienestar de los usuarios en México, pues incrementarán de manera importante los costos de los operadores móviles que se verán obligados a trasladar ese impacto a los usuarios vía mayores precios de la telefonía y el Internet móvil, planteó.

A su vez, el presidente de Index-Chihuahua, Luis Carlos Ramírez López, expuso que esta actualización de las cuotas a los concesionarios, al final del día se traducirá en un mayor costo para los usuarios y las mismas empresas.

Se pagará entonces un “impuesto disfrazado del teléfono el próximo año”, por el servicio de telefonía e Internet.

Dijo que el Gobierno busca disfrazar los incrementos y eso será un factor importante para el desarrollo económico, ya que, aunque aparentemente no hay nuevos impuestos, el costo de la vida va a subir.

Indicó que como el servicio de telefonía e Internet no está considerado como canasta básica, parecería no importar al Gobierno, aunque son servicios necesarios tanto para las personas y operación de las mismas empresas.

Finalmente, el industrial consideró necesario revisar esta propuesta y atenuar los efectos negativos por un incremento importante de las tarifas al usuario final de la telefonía e Internet para el próximo año. 

mquezada@diarioch.com.mx