Economía

Dificulta falta de gas recuperación en EU

Escasez del energético podría persistir durante semanas: analistas

Internet / La racha de frío dejó a millones de usuarios sin luz en la zona central de Estados Unidos

Guadalupe Oviedo
Agencia Reforma

martes, 23 febrero 2021 | 06:00

Ciudad de México— Una enorme escasez de gas natural está obstaculizando una recuperación de la devastadora racha de frío que dejó a millones de usuarios sin energía eléctrica en la zona central de Estados Unidos.

La producción de gas natural en toda la Unión Americana ha caído alrededor de 20% en la última semana, un rápido declive provocado por infraestructura de gasoductos y pozos de petróleo y gas congelados en Texas y otros estados.

En Texas, que produce alrededor de una cuarta parte del gas estadounidense, la producción ha caído más de 30%, y algunos de los operadores más grandes de plantas energéticas señalan que han batallado para conseguir gas suficiente.

Texas se comienza a descongelar tras su peor tormenta invernal en una generación, y el principal operador de la red eléctrica del estado indicó que ha reanudado el suministro a la mayoría de los hogares. Hasta la tarde del pasado jueves, alrededor de 365 mil clientes por toda la entidad estaban sin energía eléctrica, una marcada disminución comparada con los 4 millones de clientes a principios de la semana pasada, de acuerdo con datos de PowerOutage.US

CenterPoint Energy Inc., la compañía que provee energía a la mayor parte del área de Houston, anunció que había reanudado el servicio de luz a todos, salvo unos 20 mil usuarios, para la tarde del jueves, comparado con más de un millón de usuarios a inicios de la semana pasada.

Sin embargo, analistas dicen que la escasez de gas natural podría persistir durante semanas al tiempo que productores y operadores de gasoductos luchan para reiniciar operaciones. Algunos productores señalaron que podría tomar una semana o más para que su producción de gas se recupere por completo.

Luke Jackson, analista en S&P Global Platts, dijo que la carencia en el suministro podría ser mayor que la estimada, debido a la falta de datos públicamente disponibles de gasoductos intraestatales en Texas, que no reportan volúmenes del energético.

La producción de gas natural de Estados Unidos cayó de aproximadamente 92 mil millones de pies cúbicos diarios a unos 72 mil millones en el curso de la última semana, de acuerdo con datos de S&P Global Platts. Durante el mismo período se disparó la demanda nacional de gas, a su nivel más alto, a unos 152 mil millones de pies cúbicos diarios, al tiempo que una franja de Estados Unidos le subía a la calefacción en sus hogares.

“Simplemente, no hay gas suficiente ahorita y está creando esta competencia por suministro”, aseveró Jackson.

Estados por todo EU están sufriendo apagones, entre ellos Kentucky, Virginia Occidental, Ohio, Virginia, Louisiana, Mississippi y Oregon.

Vistra Energy Corp., uno de los productores de energía más grandes en Texas, señaló el miércoles que estaba batallando para recibir un suministro constante de gas natural para algunas de sus plantas.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, emitió una declaratoria de emergencia el miércoles ordenando que los productores de gas natural dejaran de exportar el combustible fuera del estado hasta el 21 de febrero, aunque no estaba claro si tenía tal autoridad.

A inicios de la semana pasada, Abbott pidió a los exportadores de gas natural licuado, o GNL, entre los consumidores de gas más grandes del estado, que limitaran su uso del combustible.

El 12 de febrero, la Comisión Ferroviaria de Texas, que regula el petróleo y el gas en el estado, ordenó que los sistemas de compañías de gas dieran prioridad a las entregas de gas natural a hogares e instalaciones de generación eléctrica que atienden a clientes de necesidades básicas.

A nivel nacional, las plantas de GNL han recortado alrededor de 1.9 mil millones de pies cúbicos de producción diaria en la última semana hasta el martes, de acuerdo con S&P Global Platts, que declaró que los recortes eran relativamente modestos comparados con las disminuciones del 2020 relacionadas con la pandemia y el clima.