Economía

Destina VW 233 mdd para fabricar motor en Silao

Nueva línea de ensamble incrementará la producción en mil unidades diarias

Internet / Inversión forma parte de un monto total histórico de 885 mdd localizados tan sólo en Guanajuato

Isaac Flores
Agencia Reforma

viernes, 13 noviembre 2020 | 06:00

Ciudad de México— La automotriz alemana Volkswagen anunció la producción de un nuevo motor en su planta de Silao, en Guanajuato, para lo cual se contará con una inversión de 233.5 millones de dólares.

“Tenemos el gusto de dar a conocer una inversión de 233 millones de dólares para la producción de este nuevo motor, esta inversión forma parte de un monto total histórico, como hemos escuchado, de 885 millones de dólares localizados tan sólo en esta entidad”, aseguró Steffen Reiche, presidente del Consejo Ejecutivo de Volkswagen de México.

Para manufacturar la nueva variante del bloque EA211, el cual se trata de un 1.5 litros que se incorporará al recientemente presentado SUV de la compañía, el Taos, se instalará una nueva línea de ensamble que permitirá incrementar la producción en mil unidades diarias.

Además, en el complejo, que emplea a mil 200 personas, se habilitarán nuevas líneas para manufacturar componentes como cigüeñales, monoblocks y cabezas de cilindros.

“Con este nuevo proyecto, que se integrará en la producción de motores de modelos de Volkswagen, nuestra capacidad se incrementará aquí en Silao en alrededor de mil unidades por día, lo que representa un 70 por ciento más de producción”, detalló Cristopher Glover, vicepresidente ejecutivo de producción y logística, Volkswagen de México.

Al evento asistieron Diego Sinhué Rodríguez, gobernador de Guanajuato; José Antonio Trejo, presidente municipal de Silao, y Milan Stanek, director de Volkswagen Planta Guanajuato.

Se espera que la producción del nuevo EA211 arranque en febrero de 2021.

La nueva motorización forma parte de la familia EA211, que se encuentra compuesta por bloques de 1.0 a 1.6 litros de desplazamiento, los cuales son utilizados en vehículos como Ibiza, Ateca y Arona, de Seat, así como en los T-Cross y Golf, de Volkswagen.