Destaca México en restringir inversión

El país sobresale por sus altas restricciones en el comercio de servicios internacionales: OCDE

Reforma
viernes, 19 abril 2019 | 19:16

A pesar de que México es un país abierto al comercio exterior, es la segunda nación dentro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) con mayores restricciones a la inversión extranjera.
De acuerdo con datos del organismo, en el índice de restricciones a la Inversión Extranjera Directa (IED), México registra un nivel cercano a 0.2 por puntos, mientras el promedio se ubica en 0.07 puntos.
Nueva Zelanda, el país con el nivel de restricciones más alto, registra un índice de 0.24 puntos, en una escala en donde 0 es menor y 1 es el nivel máximo de restricciones.
Los datos corresponden a 2017 y fueron presentados en el reporte de la OCDE titulado "México en la OCDE, una visión comparativa".
Los sectores más restrictivos para invertir en el País son el sector de transporte aéreo, transporte marítimo y medios de comunicación, con un índice de restricción superior a 0.5 puntos, de acuerdo a la OCDE.
En estos sectores, el promedio en el índice de restricción es de 0.3 puntos, para el conjunto de países.

Otras industrias también con altas restricciones son la de transporte terrestre, banca e inversión inmobiliaria.
Además, el país sobresale por sus altas restricciones en el comercio de servicios internacionales, apunta la Organización.
Los servicios más restringidos son los de agentes de bolsa, radiodifusión y transporte de mercancía terrestre, con más de 0.6 puntos en el índice de restricción de la OCDE.
Entre otros datos, el documento muestra que México es el país con menor Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de entre los países miembros. Su riqueza, dividida entre su población, equivale a menos de 20 mil dólares por habitante, frente al promedio de los países miembros que se ubica en más de 40 mil dólares per cápita.
Contrariamente, México es el país de la OCDE donde sus habitantes trabajan más.
Los mexicanos laboran más de 2 mil 200 horas al año, mientras que el promedio de la Organización es de mil 750 horas. En los países más ricos, como Alemania o Dinamarca, sus habitantes trabajan menos de mil 400 horas al año.