Economía

‘Desinflan’ banca de desarrollo

Otorgaron 549 mmdp en créditos a través de Nafin, Banobras y Bancomext la cifra más baja desde 2014

Agencia Reforma

Agencia Reforma

jueves, 13 febrero 2020 | 06:00

Ciudad de México— La incertidumbre de la economía, así como la incertidumbre normativa y despido de personal explican el mal desempeño.

En 2019 la banca de desarrollo tuvo su peor desempeño en el otorgamiento de crédito de los últimos cinco años, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Los créditos otorgados al sector privado y social de parte de Nacional Financiera (Nafin), el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) el año pasado se contrajeron 17 por ciento frente a 2018.

En total, en 2019 se otorgaron 549 mil millones de pesos en créditos a través de estas tres instituciones, la cifra más baja desde 2014.

De igual forma, la utilidad fue la peor desde 2013, con un resultado negativo de 953 millones de pesos, mientras que en 2018 los tres bancos lograron en conjunto una utilidad de 4 mil 736 millones de pesos, todas con resultados positivos de forma individual.

La incertidumbre de la economía, así como la incertidumbre normativa y despido de personal explican el mal desempeño de la banca de desarrollo, afirmó Gustavo del Ángel, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

“Seguramente afectó el bajo crecimiento de la economía y las expectativas de crecimiento, que bajaron la demanda de créditos de la banca de desarrollo.

“Además muchos bancos de desarrollo se han estado quedando sin gente y tienen carencias para evaluar proyectos y colocar créditos”, aseguró.

Finalmente, los comités de cada banco han disminuido su aprobación de créditos debido a que la Ley de Austeridad Republicana y nuevas normativas del Gobierno hacen que no se quiera incurrir en demasiados riesgos al prestar dinero, dijo.

La institución con mayor contracción fue Banobras –enfocada al desarrollo de infraestructura– con una reducción de 54 por ciento en su otorgamiento de créditos. Esta caída tuvo mayor impacto en el monto total de créditos colocados al pasar de 101 mil 360 mil millones en 2018 a 46 mil 741 millones en 2019.

Su colocación de créditos se vio más afectada por el retraso del gasto público y disminución de transferencias a estados y municipios, explicó Del Ángel.

En segundo lugar, Bancomext –dedicada a fondear empresas exportadoras– recortó su asignación de créditos en 15 por ciento al colocar 191 mil millones de pesos.

Nafin –enfocada en pequeñas y medianas empresas– redujo su colocación de créditos en 7 por ciento al pasar de 332 mil millones en 2018 a 310 mil millones en 2019.

Esta última institución destaca por haber perdido más de 100 plazas en los primeros meses de 2019, limitando las capacidades de análisis de proyectos, comentó Del Ángel.