Economía

Dejan encierro; claman empleo

En junio, 5.7 millones regresaron al mercado laboral, de los cuales 4.8 millones se ocuparon y 900 se sumaron a las filas del desempleo

Reforma

Juan Carlos Orozco y Ernesto Sarabia / Reforma

jueves, 06 agosto 2020 | 09:01

Ciudad de México— Junio de 2020 marcó el intento forzado de millones de trabajadores para volver al trabajo tras los peores meses de desocupación laboral provocada por la pandemia del Covid-19.

En conjunto, los 2.8 millones de trabajadores que perdieron su empleo en junio, más aquellos que buscan desesperados mejorar el que tienen y los que están aptos para laborar pero no hacen por una plaza, suman la insólita cantidad de 27.7 millones, según estimaciones de REFORMA con datos del Inegi.

En abril y mayo, la pandemia de Covid-19 sacó del mercado laboral a 12 millones de personas, muchas se quedaron sin empleo y otras sólo se resguardaron en espera de que la reactivación económica les devolviera su puesto de trabajo.

Alrededor de 5.7 millones de personas volvieron a trabajar en junio y 901 mil más se incorporaron al desempleo abierto, según datos del Inegi derivados del tercer levantamiento de la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE).

Con las personas que se sumaron en junio, la población desempleada fue de 2.8 millones.

Esto se tradujo en una tasa de desocupación de 5.5 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), 1.3 puntos porcentuales más que en mayo.

Carlos Lever, decano de la Escuela de Ciencias Sociales del Tec de Monterrey, dijo que la recuperación en la PEA es parcial.

Estos movimientos laborales se dan en un entorno en el que acceder a los esquemas de seguridad social requiere obtener y mantener un empleo formal.

En mayo se observó la deficiencia del esquema, pues 10 millones de los 12 millones de trabajadores mencionados eran informales, opinó.

Lever agregó que en junio se tuvo una recuperación parcial de 3 millones de empleos informales.

El Inegi destacó que de los 5.7 millones de personas que regresaron al mercado laboral, 4.8 millones lo hicieron como ocupadas y el resto se sumó al desempleo.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, dijo que la tasa de desempleo de junio fue la mayor desde junio 2011.

La tasa es baja comparado con otros países (en EU fue 11.1 por ciento en junio), pues México no ha reflejado las condiciones reales del mercado laboral, ya que el desempleo abierto no contempla a personas desalentadas en buscar trabajo y forman parte de la Población No Económicamente Activa, generando un "desempleo disfrazado", dijo.

Ante el reinicio gradual de operación de negocios y empresas, al interior de la población ocupada se observa un alza de la informalidad en 3 millones de ocupados a 25.6 millones en junio.

Con respecto a mayo, la informalidad se elevó a 53 por ciento de la población ocupada en junio y la de subocupación a 20.1 por ciento.