Economía

Decrece calidad del empleo en mujeres

La tasa de subocupación de mujeres creció 6.7 puntos porcentuales en el último año, reflejo de una mala calidad de empleo por la pandemia

Agencia Reforma

Verónica Gascón / Agencia Reforma

miércoles, 31 marzo 2021 | 07:18

Ciudad de México— La tasa de subocupación de mujeres creció 6.7 puntos porcentuales en el último año, a diferencia de la de los hombres, que se incrementó 4.3 puntos porcentuales, según cifras de la ENOEN.

Esto es reflejo de una mala calidad de empleo, como resultado de la pandemia.

La subocupación es el grupo de personas con trabajo, pero que laboran menos horas de las que quisieran trabajar. Esto es, menos de 35 horas semanales, cuando el promedio es 40 horas o más.

Así, el número de mujeres que estaba en esta condición en febrero era de 3 millones de personas, esto es 1.2 millones más a diferencia del mismo mes del 2020.

En general, el número total de personas que tienen la necesidad y disponibilidad de trabajar más tiempo pasó de 4.9 millones en febrero del 2020 a 7.4 millones de personas en febrero del 2021.

Para Jorge Sales, abogado del despacho Sales Boyoli, estas cifras son secuelas del Covid-19 que tomarán mucho tiempo en desaparecer. Además, la condición vulnerable de algunos puestos de trabajo se agudizó con la contingencia sanitaria.

"El 63 por ciento de la población subocupada son mujeres, esto tiene una diferencia importante con los hombres. Tradicionalmente las mujeres tienen un rol de atención en el hogar y cuidado de los hijos y esto hace que siempre haya esta tendencia de una mayor subocupación en las mujeres", afirmó Sales.

En muchos casos, dijo, las mujeres deciden trabajar menos horas, para combinar el cuidado de la familia con un trabajo, lo cual significa castigar sus ingresos.

"El planteamiento que se tiene que hacer es retribuir igual las horas que trabaja la mujer que las que trabaja el hombre. En estos números (sobre subocupación) sí hay un efecto pandemia, se precariza más el trabajo donde ya era sensible la brecha, porque las mujeres han tenido que asumir roles como el cuidado de familiares vulnerables y eso incide en la subocupación", subrayó Sales.

En general, señaló, las llamadas condiciones críticas de ocupación se están incrementando a un año de que inició la pandemia. Si bien se están recuperando puestos de trabajo, éstos son de mala calidad, ya sea por la subocupación o los altos niveles de informalidad.

"Lo que llama la atención es que está habiendo una recuperación muy lenta del empleo y una precarización muy rápida del mismo. Febrero es el primer mes que se generan más de 100 mil empleos, no se generaba esta cifra desde febrero de 2020, es un dato positivo, pero al mismo tiempo se precarizan", comentó.