Economía

¿Deberían los robots tener un rostro?

Supermercados en Estados Unidos que emplean robots añaden caras amigables a las máquinas para que las personas no les teman

The New York Times
The New York Times
The New York Times

The New York Times

miércoles, 26 febrero 2020 | 13:49

Pensilvania.- Cuando Tina Sorg vio por primera vez a un robot rodando por un supermercado de Pensilvania, se dijo a sí misma: "Esto es un poco raro".

Programado para detectar derrames y escombros en los pasillos, el robot parecía una impresora con cuello largo. "Necesitaba personalidad", dijo Sorg, de 55 años, que administra el departamento de cerveza y vino en la tienda. Entonces consiguió un par de ojos saltones y los colocó en la parte superior del robot. Los ojos fueron un éxito para los ejecutivos de la compañía. Ahora son una característica estándar en los casi 500 robots que operan en la empresa por todo Estados Unidos.

El aspecto tonto de este robot plantea una seria pregunta: ¿los robots con caras amigables y nombres bonitos ayudarán a las personas a sentirse bien con sus dispositivos?

Los robots ahora trabajan en todas partes, desde fábricas hasta salas de estar. Pero la introducción de robots en entornos públicos está alimentando nuevos temores de que los humanos sean expulsados de sus trabajos. McKinsey, una firma consultora, dice que los supermercados podrían reducir inmediatamente "el conjunto de horas de trabajo" hasta un 65 por ciento si adoptaran toda la tecnología de automatización que existe disponible.

La mayoría de los robots tienen suficientes cualidades humanas para hacerlos parecer buenos, pero no demasiadas para sugerir que están reemplazando a los humanos por completo.

Ninguna otra compañía está lidiando tan intensamente con las sensibilidades de automatización como Walmart, el empleador privado más grande de Estados Unidos. La compañía pasó muchos meses trabajando con firmas de tecnología y universidades para diseñar un robot de escaneo de estantes con el que esperan que, tanto empleados como clientes, se sientan cómodos.

Este robot fue diseñado sin rostro, porque sus desarrolladores no querían que los clientes pensaran que podían interactuar con él, pero muchos de los robots tienen nombres que les dio el mismo personal de la tienda. Algunos también llevan tarjetas de identificación.

Queremos que los empleados tengan un apego hacia el robot y que lo protejan”, dijo Sarjoun Skaff, director de la firma Bossa Nova. Walmart planea desplegar robots en mil tiendas para fin de año.