De miedo, ley antifactureros

Quien reciba un comprobante falso también puede ir a prisión, indica experta

Iris González
El Diario
miércoles, 16 octubre 2019 | 06:00
Tomada de Internet | La sanción pudiera ser de 2 a 9 años de cárcel

Tras la aprobación de la ley para equiparar la defraudación fiscal al rango de delincuencia organizada, existe temor entre los empresarios juarenses debido a que también ellos podrían ir a prisión si las facturas que les emiten sus proveedores son falsas.
Los cambios buscan combatir la evasión fiscal y la emisión y uso de facturas falsas, que tipifican estos delitos como delincuencia organizada y que ameriten prisión preventiva.
Isabel Meraz, abogada fiscalista de Key Firm, dijo que aunque el monto de las operaciones debe ser mayor a 7 millones 800 mil pesos, existe temor a la actuación que pudiera tomar la autoridad fiscal.
“Aunque han sido muy precisos en los montos, el detalle es que en el sector empresarial existe el temor en cuanto a la actuación de la autoridad fiscal para que se apeguen al marco de la legalidad, que no se trate de perseguir a cierto contribuyente por alguna cuestión de otra naturaleza que no sea la fiscal”, dijo.
El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó ayer martes, en lo general, el dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, de la Ley de Seguridad Nacional, del Código Nacional de Procedimientos Penales, del Código Fiscal de la Federación y del Código Penal Federal.
Para la fiscalista, “todo este conjunto de leyes van encaminados a darle el carácter de delincuencia organizada, prisión preventiva oficiosa y debido a que no solamente se trata de una disposición, sino de varias modificaciones a las leyes, que puede llevar de 2 a 9 años de cárcel como castigo”.
Agregó que las reformas planteadas amenazan a muchas empresas que cumplen con sus obligaciones tributarias puntualmente y preocupa que en el ánimo de contar con una ley en estos términos, pudieran darse injusticias, ya que se puede confundir a empresas que realizan operaciones legales con aquellas que realizan operaciones fantasma.
Ante ello, la fiscalista aconsejó a las personas estar al día con el tema y realizar auditorías en materia fiscal y contable de los negocios, así como revisar la lista de los proveedores.
“Definitivamente tienen que hacer una revisión de cómo se encuentra su empresa y no porque estén incurriendo en la comisión de un delito, sino porque hay aspectos que quedan fuera de su actuación, como es un proveedor que se encuentra en este listado”, dijo.

[email protected]