PUBLICIDAD

Economía

Dan un ‘respiro’ algunos alimentos

Pese a índices históricos, productos del campo muestran leves reducciones en alzas

Iris González / El Diario

sábado, 11 junio 2022 | 06:00

Agencia Reforma

PUBLICIDAD

Aunque los alimentos se mantienen con una tendencia alcista histórica, hay algunos que han aligerado levemente sus precios. 

Tal es el caso del limón, que después de incrementar su valor un 249.85 por ciento en enero de este año, bajó a un 13.87 por ciento en mayo en comparativo anual.

PUBLICIDAD

Pese a ello, en mayo pasado se alcanzó un 8.39 por ciento de inflación a tasa anual, la cifra más alta en 26 años y también la mayor en lo que va del 2022.

Del incremento de un 78.51 por ciento que registró al iniciar el año, el chile serrano bajó a 6.26 por ciento en el último reporte del Inegi.

De la misma forma, en enero de este año el aguacate acumuló un alza anual del 91.72, mientras que en mayo pasado bajó a un 70.05 por ciento.

También está el melón, que en ese tiempo pasó de 31.16 por ciento a 17.24 por ciento.

La naranja tocó una inflación del 15.55 por ciento en enero, mientras que en mayo fue de apenas un 3 por ciento.

La pera es otro de los productos del campo que se habían mantenido con una tendencia alcista, al alcanzar en enero un 10.69, para bajar a un 2.14 por ciento en el quinto mes de este año. 

La calabacita pasó del 28.62 al 16.85 por ciento en este tiempo, mientras que el durazno pasó de 21.07 por ciento en enero a -11.43 por ciento en mayo.

De 8.51 por ciento de incremento en enero, el pepino bajó a -9.09 por ciento en mayo.     

También las gasolinas mostraron una desaceleración en la inflación, al pasar de 23.45 por ciento en enero a 9.11 por ciento en mayo, en el caso de la de alto octanaje, mientras que la de bajo se fue de 15.12 a 11.54 por ciento.

Los que no paran

Por el contrario, alimentos como la sandía se fueron de un 10 por ciento de inflación en enero a un 31.25 por ciento en mayo.

Mientras que la cebolla sigue en aumento y de 81.21 por ciento de aumento con el que inició el año se fue a un 100 por ciento en el reporte más reciente del Inegi, lo que lo ubicó como el producto del campo con más incidencia inflacionaria. 

El chayote estaba en -31.90 por ciento en enero y hoy se vende un 19 por ciento más caro.

Lo mismo con el chile poblano, que en este tiempo se fue de un -31.90 por ciento a un 19.03 por ciento, el tomate de -26.21 a 18.03 por ciento.

El 2022 inició con una inflación general del 7.72 por ciento en enero, seguido de un 7.58 en febrero, luego 7.82 en marzo y 8.07 en abril, para después irse hasta el 8.39 por ciento en mayo.

La cifra de este último mes es la más alta para un período similar desde 1996, cuando alcanzó un 13.22 por ciento. Mientras que en ese tiempo del año pasado, la inflación fue del 6.51 por ciento.

igonzalez@redaccion.diario.com.mx

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search