Economía

Cuestionan propuesta de aumento al salario mínimo

Aunque están de acuerdo en que la gente gane bien, consideran que las condiciones no son las adecuadas

Foto ilustrativa

Manuel Quezada
El Diario de Chihuahua

martes, 15 diciembre 2020 | 14:31

Chihuahua, Chih.- El presidente de la Canaco, Edybray Gómez se pronunció ayer porque el gobierno federal primero baje la carga impositiva y luego proponga un incremento de no menos del 15 por ciento al salario mínimo, mientras que su homólogo de Índex-Chihuahua, Luis Carlos Ramírez, señaló que por las condiciones económicas adversas se ve complicado un aumento de esa cantidad.

Ambos dirigentes empresariales cuestionaron también la propuesta de Coparmex de plantear que el Salario Mínimo General tenga una evolución agregada equivalente al 15% con el apoyo del gobierno federal.

La Confederación Patronal de la República Mexicana propuso otorgar un incremento del 4% por la inflación esperada, más un MIR (Monto Independiente de Recuperación) de $7.39 pesos que serán asumidos permanentemente y de forma íntegra por los empleadores.

En tanto, el gobierno federal haría una aportación extraordinaria por Covid) de $6.42 pesos diarios por cada trabajador por el año 2021, transfiriendo recursos a la nómina de los trabajadores.

Se trata de que el Gobierno Federal se haga corresponsable de la Nueva Cultura Salarial, y transfiera $195.28 pesos mensuales a los trabajadores que ganen el salario mínimo.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en Chihuahua el 20.8 por ciento de los trabajadores, unos 354 mil 577 perciben hasta una vez el salario mínimo.

Consultado sobre el próximo incremento al salario mínimo, el presidente de la Canaco, Edybray Gómez Gallegos dijo que lo que tiene que hacer el gobierno federal es reducir los impue4stos a los empresarios para darles más opciones de mejorar los salarios a sus trabajadores.

Planteó que los empresarios tienen interés de los que los colaboradores ganen más por su trabajo, aun y cuando, subrayó en Chihuahua no hay quien gane un salario mínimo, o en su caso, son muy contadas.

En la entidad están a favor de que la gente gane muy bien, y en lo que no es que el gobierno les cobre tantos impuestos. “Nosotros preferimos pagarle más al trabajador, que darle más impuestos al gobierno federal.”

Señaló que finalmente los impuestos que se pagan se van a México y en una menor parte se regresen a Chihuahua.

Edybray Gómez enfatizó que es muy fácil decir, desde un escritorio, que aumenten los sueldos cuando el país se encuentra en pandemia y todos los empresarios han tenido consecuencias negativas, y el gobierno no.

Agregó que es un tema complicado subir los salarios mínimos, cuando hay condiciones de pagar más impuestos, lo que no es congruente.

Sin embargo, dejo en claro que están de acuerdo en mejorar los ingresos de los trabajadores en la medida de las posibilidades de los negocios.

En tanto, el presidente de Índex-Chihuahua, Luis Carlos Ramírez, expuso que es complicado llevar a la práctica el esquema que plantea Coparmex de que los empresarios asuman una parte del incremento y el gobierno otra.

De hecho, un ajuste del 15 por ciento se ve complicado, dado que este año fue de baja de ventas, de donaciones, de apoyo a instituciones médicas y gastos extraordinarios y baja de producción.

Planteó que se trata de proteger ahora los salarios de los empleos que queden, de acuerdo por arriba de la inflación.

Luis Carlos Ramírez indicó que por lo menos este año, por la misma ausencia de apoyos por parte de la federación, hay que buscar un punto medio de incremento, en la que no necesariamente se vean afectados los trabajadores.

Dijo que hay que buscar alternativas, en donde lo de la Coparmex, se escucha, pero no estaría claro cómo se podría llevar a cabo.

Señaló que hay que pensar que el incremento que se busca es para los salarios mínimos y mínimos profesionales, que en la región norte no son un elemento crítico ya que se tiene mejores niveles, por lo que no sería algo súper extraordinario a lo que se hace.

Finalmente planteó que es en las micro y pequeñas empresas son las que se podrían ver más afectados con un aumento salarial del 15 por ciento, por lo que no se ve factible ya que no es momento de bonanza.