Cubren seguros autos de inundaciones

Guiadores deben evitar prácticas que invalidan los contratos

Iris González
El Diario
miércoles, 12 junio 2019 | 06:00

La temporada de lluvias inició y además de caos vial e inundaciones, puede generar averías en los vehículos que los automovilistas deben pagar de sus bolsillos, por lo que es recomendable contar con un seguro de autos con una cobertura amplia que cubra los daños generados por el clima.
Según cálculos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), el costo promedio por la pérdida total de un vehículo por inundación, lluvias o desastres naturales podría llegar hasta 160 mil pesos.
En ocasiones los automovilistas no saben que la póliza del seguro de auto contratado sí cubre los daños causados por el clima y buscan proteger su coche de otras formas en una inundación o lluvia intensa, lo que resulta contraproducente porque podría invalidar el seguro.
Aunque en México es obligatorio tener un seguro de auto para circular, la AMIS apunta que el 70 por ciento de los automovilistas no cuenta con el indicado o no tienen.
De acuerdo con datos de la financiera Coru.com, tanto la cobertura limitada como amplia del seguro de auto ampara contra afectaciones ocasionadas por las lluvias, sin embargo, dependiendo de la cobertura contratada será el deducible a pagar por la reparación de daños.
Cada aseguradora aplica ciertas condiciones, por lo que es importante conocer el número de eventos y restricciones que establece la aseguradora por estas circunstancias.

• Apagar el vehículo. Si alguna vialidad está inundada, lo ideal es apagar el auto y comunicarse de inmediato con la aseguradora para que envíe un ajustador y asesore sobre cómo proceder con la reparación de daños.
• Evita vialidades con alta elevación de agua. Además de que esto ocasiona la invalidación del seguro, puede ocasionar más accidentes viales al no tener una visibilidad de las condiciones de la calle y el automóvil puede llegar a caer en algún bache.
• No prender el vehículo después de la inundación. Si el carro estuvo en contacto con el agua por un largo tiempo, se aconseja no prenderlo y llamar a la aseguradora para una evaluación de los daños; el ajustador podrá orientar mejor sobre los pasos a seguir antes esta situación.
• Evitar pasar el tramo inundado. Aunque no sea mucho el nivel de agua, hay que evitar subir camellones o banquetas para no dañar el auto, pues la póliza del seguro lo invalida y el propietario deberá hacerse cargo de las reparaciones por su cuenta. (Iris González / El Diario)
[email protected]