Cuando los empleados sabotean a la empresa

Falta de lealtad de trabajadores ocasiona perjuicios a negocios sin posibilidad de sanciones

Iris González
El Diario
miércoles, 12 junio 2019 | 06:00

La falta de lealtad de trabajadores ocasiona perjuicios para la empresa a través del robo de propiedad industrial o sabotaje, aunque no hay sanciones por ello.
De acuerdo con el abogado laborista Rafael Valle, estos delitos casi no tienen penalidades debido a que la Ley Federal del Trabajo protege más a los empleados que a los patrones.
Explicó que el sabotaje es una práctica que consiste en la modificación, destrucción, obstrucción o cualquier intervención en una operación ajena, efectuada por los trabajadores con el propósito de obtener algún beneficio.
Sin embargo, la Ley Federal del Trabajo no contempla acciones para empleados saboteadores y en caso de ser descubiertos lo único que la empresa puede hacer es dar por terminada la relación laboral de manera justificada.
Para recuperar los daños provocados, se tiene que llevar un juicio por la vía civil y no por la penal.
“Las sanciones que contempla la ley son genéricas, no hay un capítulo en específico para ello, aunque el hecho no libera al trabajador de una responsabilidad civil”, comentó el abogado.
El mismo caso se presenta en el robo de propiedad industrial, que no contempla sanciones por usar patentes o las marcas registradas de su patrón.
“Si alguien usa los derechos de autor de otra persona incurre en una conducta que puede reclamar una compensación económica, pero de la vía civil, en la vía laboral no hay como requerir al empleado la devolución de una ganancia ilícita”, dijo.
El abogado dijo que en esta frontera no se han registrado casos de ese tipo. Solamente se tiene uno que sucedió hace aproximadamente 15 años y otro está en proceso en la ciudad de Chihuahua, aunque ambos están más enfocados al reclamo de los empleados por beneficios económicos por supuestos inventos que ellos realizaron.