Economía

Crecerán dientes del SAT en 2020

Planea más auditorías y revisión a esquemas de ISR e IVA

Iván Pérez

lunes, 09 marzo 2020 | 09:44

Crecerán dientes del SAT en 2020

Para el ejercicio 2020 una herramienta importante que tendrá a su alcance el Servicio de Administración Tributaria (SAT) será el nuevo artículo en el Código Fiscal de la Federación (CFF) encaminado a impedir que los contribuyentes puedan realizar actos de elusión en materia fiscal.

Si bien, las leyes fiscales no definen dicho concepto y tampoco existe una diferenciación legal con el concepto de “evasión fiscal”. Es común que estas dos acepciones se adopten como sinónimos, sin embargo, suele diferenciarse en que la evasión se traduce en una disminución del pago de impuestos de manera “ilegal”, mientras la elusión es la disminución del pago de impuestos pero de manera “legal”.

No obstante, con la inclusión de la cláusula anti-elusión, el SAT tendrá la facultad, previa audiencia del contribuyente, poder catalogar de una manera diferente uno o varios actos realizados por el contribuyente, si considera la autoridad que “no existe razón de negocios” o que la carga tributaria hubiera sido mayor si se hubiera evitado esos actos.

En fin, bajo este marco alentador la autoridad fiscal presentó el Plan maestro 2020, en donde señaló que los actos de fiscalización en este ejercicio se centrarían en 4 puntos cardinales. El primero, programar auditorías expeditas y reforzar la fiscalización en materia de la determinación del impuesto sobre la renta en los conceptos de: pagos al extranjero, reestructuras corporativas, regímenes fiscales preferentes, deducción de inversiones, pérdidas, diferimiento del impuesto y cuentas de registro fiscal, entre otras.

El segundo, gravitará en fiscalizar la indebida aplicación de la tasa 0% del Impuesto al Valor Agregado (IVA), así como el abuso en el estímulo región fronteriza norte, así como reforzar la verificación de la aplicación de saldos a favor del IVA, a fin de corroborar el origen de estos y su disposición mediante acreditamiento, devoluciones y compensaciones.

El tercero, será incentivar la autocorrección en las auditorías en proceso y el cobro oportuno de los créditos fiscales determinados. Finalmente, apuntó el SAT que el último de los ejes de sus actuaciones tendrá por objeto identificar los recursos de revocación en donde sea susceptible lograr la corrección voluntaria del contribuyente, con el fin de evitar litigios costosos y prolongados.

Por lo pronto, este ultimo punto resulta muy alentador, pues en muchas ocasiones las posturas que adopta la autoridad fiscal derivada de sus manuales de aplicación son muy rígidas, sin embargo, legalmente se encuentran en una situación muy comprometedora que un Tribunal Fiscal, después de algunos o muchos meses, podrá dirimir; lo que resultaría muy provechoso será, como pretender la autoridad, poder corregir la situación dentro del recurso de revocación y, con ello, evitar largos y costosos litigios para las partes. Al tiempo.