Confunde plan de rescate para Pemex

Los anuncios contradictorios del Gobierno federal sobre el apoyo a la petrolera generan incertidumbre

Reforma
viernes, 17 mayo 2019 | 06:37
Reforma

Ciudad de México— Los anuncios contradictorios del Gobierno federal sobre el apoyo a Petróleos Mexicanos (Pemex) generan incertidumbre sobre el rumbo que tomarán la petrolera y las finanzas públicas. 

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no se usarán los recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) para apoyar a Pemex.
Octavio Romero, director de la petrolera, dijo en entrevista con Bloomberg que se haría todo lo posible por no usar el Fondo.
Hace casi dos meses se informó que parte del FEIP se emplearía para cubrir los vencimientos que la firma energética enfrenta este año.
El objetivo, según explicaron en diversas presentaciones funcionarios del Gobierno, era evitar que Pemex saliera al mercado a emitir deuda a un alto costo.
No usar el FEIP para apoyar a Pemex es positivo, pero preocupa indecisión del Gobierno, dijo Enrique Díaz-Infante, investigador del Centro de Estudios Espinosa Yglesias.
"Es positivo porque esos fondos tienen un destino contracíclico, pero preocupa porque de dónde va a sacar los recursos para Pemex", expresó.
El Gobierno federal no muestra rumbo claro sobre la estrategia de rescate a la petrolera, añadió, situación que genera incertidumbre sobre la continuidad de sus decisiones.
Al no usar el FEIP queda la duda sobre si los recortes fiscales bastarán para aumentar las ganancias de Pemex, dijo Alejandro Limón, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestal (CIEP).
Detalló que la disminución anunciada de los Derechos de Utilidad Compartida (DUC) representarán menos ingresos por 30 mil millones de pesos, pero no se traducen en un ahorro de la misma magnitud para Pemex.
En tanto, la consultora Eurasia Group expuso que sin el uso del FEIP, el peso del apoyo a la compañía del Estado recaerá en las medidas fiscales, lo que tendrá un impacto directo en los ingresos del Gobierno, por lo que el plan podría cambiar y lanza señales mixtas.
"Esta situación destaca los problemas que las autoridades deberán seguir enfrentando al tratar de aliviar las preocupaciones de los inversionistas, al mismo tiempo que se insiste en una política energética centralizada", dijo.
José Luis Cano, analista en HR Ratings, afirmó que el anuncio es positivo para la empresa, ya que el ajuste en la carga fiscal podría ser una medida de largo plazo, mientras que el uso del Fondo es para un corto plazo.
Especialistas de agencias calificadoras han señalado que los constantes anuncios dificulta el análisis de los escenarios y no será hasta que se conozca el plan de negocios de Pemex, cuando se espera tener un panorama más claro.
Al cierre de 2018, el FEIP reportó recursos por 280 mil millones de pesos, de los cuales se estimaba que para Pemex representarían casi la mitad.